SORBETE DE LIMÓN Y COCO, SOLO 3 INGREDIENTES

SORBETE DE LIMÓN Y COCO, SOLO 3 INGREDIENTES
Compartir...

Preparar un sorbete o helado en casa es muy fácil, no es magia, se trata simplemente de saber cómo combinar una serie de ingredientes y aprender a mezclar sabores y texturas.

En esta entrada te propongo una combinación ganadora, limón y leche de coco, suavemente endulzado con polvo de dátil y con un toque de menta fresca. ¿Quieres aprender a prepararlo?

 

El sorbete de limón y coco tiene un punto ácido que despertará tus papilas gustativas y le dará un toque de atención a tu cerebro.

 

Enseguida te lo explico, pero antes me gustaría hacer una breve introducción al mundo de los sabores.

A la pregunta de “qué sabor es tu favorito” yo respondería sin pensarlo “ácido”, quizás sea ese punto estremecedor o la sensación de escalofrío a cada bocado lo que me atrae irremediablemente.

Se dice que aquellos que nos decantamos por los sabores ácidos tendemos a consumir más fruta, también se ha estudiado que el gusto por el sabor ácido aumenta con la edad.

Esta idea es fácilmente comprensible si tenemos en cuenta que durante la infancia el sabor que preferimos es el dulce como consecuencia del sabor de la leche materna, y es a medida que vamos creciendo cuando nos vamos adaptando a nuevos sabores.

 

Si tu sabor preferido es el ácido, puede que seas más proclive a probar cosas nuevas, una persona más abierta y creativa.

 

De los que nos decantamos por lo ácido, se dicen muchas cosas… que estamos más abiertos a probar sabores y texturas nuevas, que no nos dejamos influenciar y que somos personas interesantes y creativas, esto último suena un poco pretencioso, la verdad (risas).

 

sorbete de limón

 

Como sabes, los 4 sabores básicos son:

  • dulce
  • salado
  • amargo
  • ácido

Pero hay un quinto sabor, el sabor umami.

Umami significa “sabroso” en japonés, este sabor se asocia al glutamato monosódico que, además de ser un aditivo frecuente en la industria alimentaria, también se encuentra de manera natural en muchos de los alimentos que consumimos.

Pero no nos desviemos del tema, y es que yo quería hablarte precisamente del sabor ácido, ese que me gusta a mi tanto.

Cuando consumimos un alimento ácido, nuestras papilas gustativas lo captan y envían una señal de alerta a nuestro cerebro y éste, lo capta como una amenaza, ¿sabes por qué?, es una cuestión de supervivencia, podría ser un veneno.

Los antinutrientes*, presentes en las plantas de manera natural, son un método de defensa, de la misma manera, el sabor de determinadas sustancias también lo es.

*Compuestos naturales o sintéticos que interfieren en la absorción de nutrientes.

En la naturaleza, la mayoría de sustancias venenosas son amargas y ácidas, por eso nos cuesta adaptarnos a ellos, especialmente al sabor amargo que requiere de cierta costumbre para ser aceptado.

Como te decía antes, a mi me encanta lo ácido, pero admito que con lo amargo no puedo, soy incapaz de tomar pomelos y beber una tónica me resulta imposible, está claro que no he podido adaptarme.

Hay más razones por las cuales me gusta lo ácido, además de ese escalofrío del que hablaba antes, también me resulta más fácil de comer y ligero, lo muy dulce es cansino y empalagoso.

 

Un sorbete de limón como este es mucho más saludable que un helado tradicional a base de lácteos y cargado de azúcar.

 

Especialmente en verano los alimentos muy dulces no apetecen, y si hablamos de salud y nutrición, con el calor no son nada recomendables.

Cuando ingieres azúcar, tu cuerpo deberá ponerse a trabajar duro para poder asimilarlo. Deberá liberar una gran cantidad de insulina para paliar el pico glucémico, que cuando descienda te hará sentir cansacio, una falsa sensación de hambre y vuelta a empezar.

Además, como ya te conté en la entrada anterior, si la glucosa que llega a las células no se oxida se acumulará en forma de glucógeno, (en hígado y músculos), y el resto en forma de grasa en tus órganos vitales o bajo tu piel.

 

Para hacer este sorbete de limón y coco solo necesitas 3 ingredientes.

 

Supongo que ya tienes ganas de saber cómo preparar esta delícia, son solo 3 ingredientes y tardarás muy poco tiempo en hacerlo, necesitarás una pequeña dosis de paciencia para que se congele, y deberás sacarlo del congelador al menos 2 veces durante este proceso.

Pero el resultado que obtendrás te proporcionará una satisfacción del 100%. ¿Suena bien, verdad?.

Para preparar este sorbete lo primero que he hecho es ir a por los limones, tengo la suerte de tener tres limoneros en casa, son de diferentes variedades, lo que me permite tener limones siempre.

Si no tienes un limonero cerca, compra unos buenos limones, si es posible elige la variedad menos ácida, así necesitarás menos edulcorantes.

También necesitas una leche de coco de calidad, a ser posible ecológica y vegana.

 

El polvo de dátiles secos contiene fibra que ayuda a que los azúcares se absorvan más lentamente.

 

Para endulzar el sorbete tienes muchas opciones, yo he usado un ingrediente poco usual, fue un regalo que vino directamente desde Argelia, se trata de polvo de dátiles secos.

Este ingrediente tiene un alto poder edulcorante, más que el azúcar de caña, y su sabor es tan suave que resulta imperceptible dentro del conjunto de la receta.

Se elabora a partir de dátiles secos y si consultamos la información nutricional, vemos que 1/4 de taza de polvo de dátiles secos, (58 gramos) tiene 190 Kcal. En esta receta he usado 30 gramos, más o menos la mitad.

Con esa cantidad he conseguido paliar parte de la acidez del limón, pero el resultado sigue siendo muy ácido, si no toleras este sabor tanto como yo, te aconsejo que añadas un poco más, la cuestión es ir probando hasta que encuentres el punto que te gusta.

Es importante destacar que el polvo de dátiles secos tiene un alto contenido en azúcares, que afectan a la glucemia igual que cualquier otro tipo de azúcar pero tiene una ventaja, contiene fibra, y esa fibra ayuda a que la absorción de esos azúcares sea mucho más lenta.

 

Los dátiles son ricos en fibra y minerales, fundamentalmente calcio y hierro.

 

Además el polvo de dátiles contiene una cantidad moderada de proteínas y es rico en minerales como el calcio y el hierro.

Pero como te decía, por cada 1/4 de taza (58 gramos), 38 gramos son azúcares, por eso debes consumirlo con precaución y controlando siempre la cantidad que añades a tus recetas.

Si estás tratando de bajar de peso, es mejor que uses otro edulcorante, por ejemplo eritritol o xilitol, ambos son polialcoholes que no afectan a los nivelesde glucosa en sangre y su aporte calórico es mínimo.

A pesar de estos datos debo decirte que en esta receta he usado una cantidad moderada de polvo de dátiles (30 gramos) y que debes dividir esa cantidad por cuatro, con lo cual la dosis que estaremos consumiendo es muy razonable.

Así que no te lo pienses, prepara este sorbete y disfruta de esa acidez tan estremecedora, no te pierdas la video-receta, te va a encantar.

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Es fácil de preparar, solo lleva 3 ingredientes.
  • Ideal como postre ligero.
  • Me encanta el sabor ácido, es muy refrescante.
  • Se puede endulzar con eritritol, que es acalórico y no afecta a la glucemia, apto para diabéticos.

 

Si te ha gustado esta receta puede que también te interese:

 

A continuacón tienes la receta completa…

sorbete se limón
5 de 4 votos
Imprimir

SORBETE DE LIMÓN Y COCO, SOLO 3 INGREDIENTES

Prepara un sorbete de limón y coco, con un punto ácido irresistible, es refrescante y como postre es muy ligero. Solo 3 ingredientes.

Plato helado, Postre, sorbete
Cocina CASERA
Keyword dátil, helado, leche de coco, limón, menta, sorbete
Tiempo de preparación 4 horas
Tiempo total 4 horas
Raciones 4 personas
Calorías 75 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 1/2 taza zumo de limón recien exprimido y colado (100 ml aproximadamente, corresponde a 2-3 limones dependiendo de su tamaño)
  • 1 taza leche de coco orgánica (200 ml aproximadamente)
  • 2 cda polvo de dátiles secos* (30 gramos)
  • hojas de menta fresca

Elaboración paso a paso

  1. Exprime el zumo de 2 o 3 limones y cuélalo para eliminar la pulpa.

  2. En un recipiente apto para el congelador, preferentemente de vidrio, mezcla el zumo, la leche de coco y el polvo de dátiles o el edulcorante que prefieras.

  3. Ralla 1/4 de la cáscara de un limón y añádela también a la mezcla. Recuerda no rallar la parte blanca porque amarga mucho.

  4. Mezcla bien con unas varillas y prueba. Si crees que está muy ácido, añade más edulcorante, si por el contrario piensas que necesita más limón añade un poco más.

  5. Mete en el congelador la mezcla y sácala cada hora para removerla con un tenedor e ir rompiendo los cristales de hielo que se van formando. Cuando tenga suficiente consistencia, al cabo de unas 4 horas, ya podrás servirlo.

    Si tienes una máquina heladera, será mucho más fácil, echas la mezcla y en unos minutos lo tendrás listo.

Notas de la Receta

*Puedes sustituir el polvo de dátiles secos por otras opciones también naturales, como el azúcar de coco, la lúcuma o el sirope de ágave.

*Si quieres usar un edulcorante que no afecte a tus niveles de glucemia en sangre, te aconsejo que uses estevia, pero si su regusto te molesta, usa eritritol o xilitol, que no dejan sabor.

*Para que te hagas una idea, la ración (75 Kcal) corresponde con una bola de helado mediana.

Información Nutricional
SORBETE DE LIMÓN Y COCO, SOLO 3 INGREDIENTES
Cantidad por ración
Calorías 75 Derivadas de grasas 9
% del valor diario recomendado*
Fat 1g2%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 1mg0%
Carbohydrates 1g0%
Azúcar 1g1%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



2 pensamientos sobre “SORBETE DE LIMÓN Y COCO, SOLO 3 INGREDIENTES”

  • 5 stars
    Prefiero prepararlo con edulcorante, tampoco encuentro polvo de dátil, ¿Qué cantidad de eritritol o xiliton me aconsejas? ¿Estará bueno con Estevia? Gracias por la receta.

    • Hola, se puede preparar con cualquier edulcorante, con estevia también, si te gusta el sabor, claro. Si usas eritritol o xilitol con 2 cucharadas soperas será suficiente, pero lo mejor es que pongas menos y vayas probando. Gracias por comentar, saludos! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español