SOPA DE POLLO EN CROCKPOT

SOPA DE POLLO EN CROCKPOT
Compartir...

Esta sopa de pollo en Crockpot, es la receta perfecta cuando no quieres trabajar mucho en la cocina, pero buscas un plato caliente que te sacie y reconforte, especialmente cuando hace frío.

Al prepararlo en la olla de cocción lenta, lo único que necesitas es planificarlo con antelación, la cocción mínima son 3 horas, la máxima serían unas 6 horas, para un resultado óptimo.

La principal ventaja es que se disponen todos los ingredientes en crudo, por capas, sin necesidad de hacer sofritos, sin manchar nada, sin salpicaduras y sin olores.

 

La sopa de pollo a baja temperatura tiene un sabor y textura delicioso.

 

Verduras, pollo y un buen caldo de carne es lo único que necesitas, un poco de organización y tiempo.

Me encanta la olla de cocción lenta principalmente por eso, porque puedes preparar un guiso, un caldo, una sopa, etc. con el mínimo esfuerzo, pero obteniendo grandes resultados.

 

sopa de pollo en crockpot

 

Los guisos en olla de cocción lenta se caracterizan por sus características sensoriales, mucho sabor, textura perfecta y temperatura adecuada.

Todo ello se debe a que se cocinan los alimentos a baja temperatura durante mucho tiempo, hay menos evaporación y los alimentos mantienen mejor el sabor y el aroma, así como sus propiedades nutricionales.

La comida no se quema, nunca se agarra al fondo y por tanto, no se producen las típicas reacciones que generan compuestos tóxicos.

 

Las cocciones lentas a baja temperatura enfatizan los sabores y texturas.

 

Dependiendo del alimento se requiere más o menos tiempo de cocción, las legumbre rondan las 6 horas, las carnes entre 8 y 12 horas, y el pescado entre 4 y 6 horas.

En este caso la receta lleva verduras y pollo, pero el pollo está deshuesado y cortado en trozos pequeños, por eso entre 3 y 6 horas de cocción son suficientes.

Esta receta se puede resumir en: Poco trabajo, gran recompensa.

¡Lo nunca visto!, ¿Verdad? 😉

 

Plato de sopa de pollo

 

Preparar una sopa de pollo como esta es algo muy fácil y, a la vez, muy reconfortante, en invierno, tomar un plato caliente es algo que nos ayuda a sentirnos mejor.

Supongo que a ti también te pasa, es lo habitual, cuando hace frío apetecen más los guisos y sopas que cuando hace calor, son los alimentos que nos proporcionan más placer.

Esto tiene una explicación científica, se han hecho estudios que demuestran que cuando tienes frío, te apetecen alimentos calientes y calóricos para compensar ese desequilibrio.

 

La comida reconfortante puede ser sana, este guiso lo es, genera placer y te hace sentir bien.

 

Cuando tomas eso que tanto te apetece, se secretan determinadas sustancias en tu cuerpo que generan placer, tu cerebro lo sabe y automáticamente hace que te sientas bien.

Veamos qué significa Comfort food, suelo utilizar este término en mis entradas, para definir todas aquellas recetas que además de alimentar y nutrir, generan placer al consumirlas.

Si nos fijamos en la definición de Comfort food en el diccionario de Oxford, dice literalmente: food that makes you feel better, often because it contains a lot of sugar, or because it reminds you of home.

Es decir, todas esas comidas, recetas, alimentos que tomamos para satisfacer antojos, no tanto con el fin de alimentarnos o nutrirnos, sino para sentir placer.

Por eso es importante tomar decisiones correctas en determinados momentos, se sabe que en invierno hace frío, hay más días nublados, pasamos más horas dentro de casa, y todo esto son factores que propician el tener antojos.

Esta sopa de pollo o cualquier otro guiso de similares características, es reconfortante (comfort food) porque tomarlo en un día de invierno te hará sentir bien, y al mismo tiempo, satisfacer ese antojo de algo rico.

Lo que quiero decir es que la comida reconfortante no tiene por qué ser un alimento rico en azúcares, para satisfacer antojos que surgen de la tristeza, la soledad o la depresión, también puede ser un plato sano lo que te haga sentir mejor.

 

Tomar el sol y hacer ejercicio es también muy reconfortante.

 

Cuando haces ejercicio y tomas el sol pasa lo mismo, por eso en invierno, el día que hace sol no me lo pienso, salgo a tomarlo, bien sea dando un paseo, haciendo tareas en el exterior o directamente descansando un rato fuera.

Por eso creo que es muy importante buscar estos puntos de felicidad tan sencillos, recetas sencillas, fáciles, nutritivas y reconfortantes, vida activa con ejercicio, y sol.

Si además eres capaz de encontrar aquello que te hace feliz, lo tienes todo ganado.

 

Ventajas de la olla eléctrica:

  • Sin sofritos.
  • No ensucias nada, solo la olla.
  • No necesitas estar pendiente.

Recetas relacionadas:

 

sopa de pollo en crockpot
4.67 de 3 votos
Imprimir

SOPA DE POLLO EN CROCKPOT

Aprende a preparar una sopa de pollo en olla de cocción lenta, una receta fácil que no da trabajo, pero es muy satisfactoria.

Plato guiso, Pollo, Sopa
Cocina CASERA
Keyword comfort food, guiso, lowcarb, sopa de pollo
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 4 horas
Tiempo total 4 horas 15 minutos
Raciones 4 raciones
Calorías 368 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 100 g Cebolla cortada en juliana
  • 100 g Zanahorias cortadas en rodajas finas
  • 2 Dientes de ajo enteros
  • 100 g Puerro cortado en aros
  • 500 g Solomillos de pollo cortados en dados iguales
  • 250 g Champiñones laminados
  • 1 cda Salsa de tomate O 1/2 cda de pasta de tomate
  • 400 ml Caldo de pollo o de carne Si es casero mejor, si no tienes, usa uno comercial bajo en sal.
  • 200 g Espinacas
  • 1 cda aceite de oliva
  • 1 cdita sal marina
  • pimienta recién molida

Elaboración paso a paso

  1. Cortar las verduras y disponerlas en la olla por capas en el siguiente orden: cebolla, zanahoria, ajos, puerro, salsa de tomate, el pollo y los champiñones.

  2. Después añadir el caldo y dejar cocer durante 3 horas, la primera hora en calor alto, las otras 2 en posición calor bajo.

  3. Por último, añade las espinacas, y deja cocer una hora más.

  4. Servir la sopa en boles y disfrutar del sabor y de un plato muy reconfortante.

Notas de la Receta

  • Muy importante: Si no tienes una olla de cocción lenta, puedes hacer esta sopa en una olla convencional, llevar a ebullición y bajar el fuego al mínimo, para que haga "chup-chup" y dejar cocer durante una o dos horas. Con este método necesitarás menos tiempo. 

 

  • Si preparas esta receta con el método tradicional, puedes sofreír la cebolla, los ajos, el puerro y la salsa de tomate, después añadir el pollo, los champiñones y por último, las espinacas, se cuecen en unos pocos minutos.
Información Nutricional
SOPA DE POLLO EN CROCKPOT
Cantidad por ración (400 g)
Calorías 368 Derivadas de grasas 207
% del valor diario recomendado*
Fat 23g35%
Grasas saturadas 6g38%
Grasas Trans 1g
Grasa polinsaturada 5g
Grasa Monosaturada 10g
Colesterol 94mg31%
Sodio 618mg27%
Potasio 962mg27%
Carbohydrates 13g4%
Fiber 3g13%
Azúcar 5g6%
Proteinas 28g56%
Vitamina A 9460IU189%
Vitamina C 31mg38%
Calcio 103mg10%
Hierro 4mg22%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.


2 pensamientos sobre “SOPA DE POLLO EN CROCKPOT”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Calificación de la Receta