SOPA DE MELÓN SIN LÁCTEOS

SOPA DE MELÓN SIN LÁCTEOS
Compartir...

 

Dulce, con mucho jugo, sabroso y refrescante, el melón está de temporada entre los meses de junio y septiembre, es una de las frutas más consumidas en verano y ofrece muchas posibilidades.

Tomarlo tal cual es, a mi entender, la mejor manera de disfrutarlo, pero si sois pocos es casa un melón dura demasiado y hay que buscarle otras salidas, una manera de usarlo es preparando una sopa fría de melón.

La sopa fría de melón es una receta clásica de verano que se suele acompañar de jamón, versioneando así el típico melón con jamón, pero que también se puede servir con unas hojas de menta decorada con semillas, siendo así un plato vegetariano y vegano.

 

sopa de melón

 

Es habitual encontrar recetas que llevan pepino y menta, también es común hacerla con yogur o queso crema, yo la he preparado libre de lácteos y para darle cuerpo he añadido anacardos previamente remojados.

 

La sopa de melón es otra receta de verano que no puede faltar.

 

Cuando se hace una sopa de este tipo, lo más habitual es espesarla con lácteos, se suele añadir, nata, yogur o un queso crema para darle cremosidad y cuerpo.

Como la idea que tenía era hacer una sopa para todos, la he preparado sin lácteos y para espesarla he elegido añadir anacardos crudos previamente remojados, los anacardos ofrecen muchas posibilidades y una de ellas es la de ser un magnífico espesante.

Suelo usar anacardos en dips y salsas porque me dan la opción de crear textura, de espesar sin la necesidad de usar lácteos o almidones.

 

Los anacardos sirven para espesar y dar textura, su sabor neutro hace que el melón sea el protagonista.

 

Si por el motivo que sea queremos evitar los frutos secos, el almidón de tapioca o el de arrurruz (arrow root), ambos procedentes de raíces y sin gluten, son una buena opción, especialmente si se sigue una dieta paleo, baja en hidratos de carbono o si se es intolerante, mejor que el almidón de maíz o la harina de trigo, por ejemplo.

Para hacer esta sopa fría de melón, solo es necesario contar con un melón que esté bien jugoso, sal, pimienta y unas gotitas de jugo de limón, los anacardos previamente remojados serán lo que le dé cuerpo y textura.

 

sopa de melon

 

Si quieres darle un toque muy fresco, puedes añadir a la sopa unas hojas de hierbabuena o menta y triturarlas también, o simplemente decorarla con ellas.

Para acabar el plato me gusta añadir unas gotitas de AOVE y unas semillas, las de sésamo tostado le van genial, las de calabaza y las de girasol también.

 

Decora esta sopa con semillas y menta, y si eres fan del melón con jamón pues ponle jamón, tú decides.

 

El melón es una fruta de verano con muchas propiedades beneficiosas, es rica en agua con un sabor muy dulce, aún así, tiene menos azúcar del que podría parecer.

 

Propiedades y beneficios del melón:

  • Rico en agua.
  • Contiene vitamina C, 100 gramos de melón nos proporciona más de la mitad de la dosis diaria recomendada.
  • Es rico en folatos, al igual que la naranja.
  • Buena fuente de potasio, un mineral encargado del buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Su contenido en agua es muy alto, 92%
  • Contiene entre un 6 y 8 gramos de azúcar, aproximadamente, por cada 100 gramos, en función de la variedad y el punto de maduración.
  • Se calcula que aporta unas 28 Kcal por cada 100 gramos, lo cual no es mucho.

 

Hay muchas variedades de melón, pero una de las más consumidas aquí en España es el de la variedad piel de sapo, con una piel verde semejante a la del sapo y una carne jugosa y dulce.

Es fácil encontrar también melón amarillo, verde, galia y cantalupo, todos tienen en común el ser dulces y jugosos, con algunas variaciones de sabor y textura.

 

sopa de melon

 

Los anacardos son frutos secos muy aconsejables, contienen grasas saludables, y la proporción de ácidos grasos monoinsaturados (AGM) y ácidos grasos poliinsaturados (AGP) es de 2:1, lo cual es muy adecuado, ya que son los AGM, los mejores para nuestra salud cardiovascular.

 

Esta receta te aporta vitaminas, minerales y grasas saludables, un mix de lo más aconsejable.

 

Propiedades de los anacardos:

  • Ricos en grasas saludables.
  • Contienen minerales como el hierro, zinc, fósforo, calcio y magnesio.
  • También tienen proteínas, un 15 %.
  • Vitamina E y del grupo B.
  • Tienen ácido fólico y fitoesteroles.
  • Contienen hidratos de carbono, un 30% de su contenido.
  • Y también aportan Omega 6.
  • Su aporte de fibra no es demasiado alto.
  • Y tienen 553 kcal por cada 100 gramos.

 

Mira la video-receta, te va a gustar:

 

¿Qué te parece esta sopa? Un plato tan sencillo y nos aporta muchas vitaminas, minerales y grasas saludables, es una explosión de sabor y está deliciosa. Anímate a probarla, tienes la receta un poquito más abajo. 😉

 

Si te ha gustado esta receta puede que también te interese:

 

 

 

sopa de melón
5 de 1 voto
Imprimir

SOPA FRÍA DE MELÓN SIN LÁCTEOS

La sopa fría de melón sin lácteos es una receta de verano fácil y deliciosa, aprende cómo prepararla en menos de 10 minutos.

Plato CREMA, Entrante, Sopa
Cocina CASERA
Keyword crema, melón, receta fácil, sopa
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo total 15 minutos
Raciones 2 raciones
Calorías 160 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 500 gramos melón (He usado la variedad "piel de sapo")
  • 25 gramos anacardos crudos
  • 1/2 cda vinagre de sidra de manzana (También puedes usar vinagre de manzana o vinagre de Jerez)
  • 1/4 taza agua
  • 1 pizca sal marina
  • 1 pizca pimienta blanca
  • semillas de sésamo tostadas
  • hojas de menta
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  1. La elaboración es súmamente sencilla, lo único que debes hacer con antelación es poner en remojo los anacardos, como mínimo un par de horas antes de usarlos. Si los dejas en remojo una noche estarán más blanditos y se integrarán mejor, (guárdalos en la nevera, eso sí).

  2. Corta dos lonchas de melón y quítales las pepitas y la piel, deberías usar entre 400 y 500 gramos de melón limpio.

  3. Añade al vaso de la batidora el melón, los anacardos escurridos, el vinagre, el agua, la sal y la pimienta blanca. Tritura todo muy bien.

  4. Prueba la sopa y corrige si es necesario. Puedes añadir un poco más de vinagre si te gusta más fuerte. Y por supuesto ajusta la sal y la pimienta a tu gusto.

  5. Guarda la sopa en la nevera, lo ideal es consumirla bien fría.

  6. Sirve la sopa en un vaso o en un bol, te aconsejo que la ración sea pequeña. Decora con las semillas de sésamo, las hojitas de menta y unas gotas de AOVE. ¡Disfruta!

Notas de la Receta

  • Esta sopa suele llevar pepino que le da más frescor, si la quieres aligerar puedes añadirle uno pequeño.

 

  • Opcionalmente puedes añadir un poquito de ajo, con medio diente sería suficiente para esta cantidad de sopa.

 

  • Si lo prefieres, usa ajo en polvo, a mi me repite menos.

 

  • Otra opción es añadir una pizca de cebolla en polvo.
Información Nutricional
SOPA FRÍA DE MELÓN SIN LÁCTEOS
Cantidad por ración
Calorías 160 Derivadas de grasas 54
% del valor diario recomendado*
Fat 6g9%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 48mg2%
Potasio 653mg19%
Carbohydrates 27g9%
Fiber 2g8%
Azúcar 21g23%
Proteinas 4g8%
Vitamina A 125IU3%
Vitamina C 45mg55%
Calcio 15mg2%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español