Shakshuka sin azúcar

Shakshuka sin azúcar
Compartir...

 

La Shakshuka es un plato tradicional en la cocina de Oriente Medio, guarda similitudes con otros platos tradicionales como el Menemen turco, los Huevos Rancheros mexicanos, los Huevos al Plato españoles y también se encuentran versiones en la cocina árabe, marroquí y sefardí. De hecho, su origen está en la gastronomía del Norte de África.

En el área de Oriente Medio se prepara de diferentes maneras, por ejemplo en Israel hay versiones de la receta más picantes, en Turquía el Menemen se suele servir en el desayuno y en España varía según la zona geográfica, destacando los huevos a la flamenca tan famosos en el sur del país, el pisto manchego al que se añade también huevos y los huevos al plato con chorizo.

 

shakshuka

 

Curiosamente se trata de una receta muy arraigada al mediterráneo oriental, pero al mismo tiempo muy similar a los huevos rancheros mexicanos donde se les añade chile serrano.

En esta entrada te propongo una receta de Shakshuka muy fácil, ideal para el desayuno, si eres de los que suelen empezar fuerte el día, pero muy adecuada también para un almuerzo o una sencilla cena de diario.

 

La Shakshuka es un plato similar a nuestros Huevos al Plato, al Menemen turco y a los Huevos Rancheros mejicanos.

 

Los ingredientes principales de la Shakshuka son las verduras variadas, tomates, pimientos, cebolla, ajos y las especias, guindillas, comino y como no, los huevos. Para prepararla no necesitas tener grandes conocimientos de cocina, sólo un poco de paciencia, respetar el orden de los ingredientes y darles el tiempo necesario de cocción para que el resultado sea bien gustoso.

Los huevos al plato fue una de las primeras recetas que aprendí a hacer cuando, recién salida de la universidad me casé y me encontré con que tanto mi marido como yo disponíamos de un recetario más bien escaso, entre los dos fuimos recopilando recetas que habían formado parte de nuestras vidas en mayor o menor medida y empezamos a ponerlas en práctica, al principio no fue fácil, cometíamos muchos errores, pero a base de insistir fuimos mejorando y ampliando nuestro abanico de posibilidades. Los huevos al plato los aportó él, en su familia se preparaban de vez en cuando y sabiendo que la dificultad del plato era baja, enseguida los añadimos a nuestro humilde recetario.

 

La Shakshuka es una receta fácil de preparar, en algunos países se toma en el desayuno, en otros en el almuerzo, también es ideal como cena de diario.

 

Solíamos prepararlos por las noches, una vez cada quince días y la verdad es que nos encantaba. He estado muchos años sin prepararlos y ahora, viendo que un plato como la Shakshuka está tan extendido por todo el mundo me he acordado de aquella sencilla y sabrosa cena que tantas noches nos había alegrado la existencia.

 

shakshuka

 

En España los huevos al plato tienen diferentes versiones, la base del plato es el tomate bien cocinado con especias, se empieza sofriendo cebolla y se añade ajo machacado, guindillas y comino molido, hay que cocinar bien la salsa en una sartén o en una olla plana, a continuación añadir los huevos y seguir cocinando hasta que la claras estén cuajadas, sazona y decora con perejil picado.

Como ya sabes, cuando se trata de salsas de tomate, todas las recetas sugieren añadir azúcar, yo te invito a que no lo hagas, ciertamente el tomate tiene un punto de acidez, que siempre se intenta neutralizar con el azúcar, te aseguro que no es necesario, la cebolla de por sí es dulce y le va a dar ese contrapunto sin necesidad de usar azúcar.

 

Prepara la salsa de tomate como base de este plato, sin azúcar, te aseguro que no lo necesita.

 

Se suele servir acompañado de pan, yo te propongo que prepares un flatbread o unos crackers de okara, la combinación es ideal. Si te gusta el pan tradicional, recuerda elegir un buen pan, un pan de verdad, de los de horno tradicional, vas a notar la diferencia.

En esta ocasión he preparado un flatbread a base de harina de almendra, coliflor, arrurruz, harina de tapioca, ajo en polvo, sal marina y orégano, para elaborar la masa, se añade agua, vinagre de sidra de manzana y aceite de oliva, está buenísimo y es sano, aún así, es importante no abusar, come una ración adecuada para acompañar tu plato, no hay que excederse nunca en las cantidades.

Como ya sabes, el huevo es un alimento de gran valor nutricional, sus proteínas de alto valor biológico y sus vitaminas y minerales hacen que sea un producto muy beneficioso para nuestra salud.

 

El huevo es un alimento saciante, lleno de nutrientes, contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.

 

Propiedades nutricionales  y beneficios del huevo:

  • Contiene proteínas de alto valor biológico.
  • Es rico en vitaminas del grupo B (B1, B2, B6 y B12), vitamina A, D y E.
  • Rico en minerales, como el hierro, selenio, yodo, folato y zinc.
  • Contiene grasas insaturadas, favorecen nuestra salud cardiovascular.
  • Un huevo aporta aproximadamente 75 calorías.
  • Muy conveniente para mujeres embarazadas porque contienen colina que favorece el desarrollo del sistema nervioso central en el embrión y el feto.
  • Contiene luteína y zeaxantina, previene las cataratas.
  • Es un alimento muy saciante, especialmente cuando se consume bien cocido, (huevo duro).

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Fácil de preparar.
  • Económica, bajo precio.
  • Es nutritiva, aporta proteínas de alto valor biológico.
  • Se puede improvisar fácilmente, sus ingredientes suelen formar parte del fondo de despensa.
  • Flexible, puedes cambiar o añadir ingredientes a tu gusto.
  • Práctica, solo vas a ensuciar una sartén.

 

Es un plato delicioso, fácil, saludable y económico. Si dejas reposar la salsa un rato antes de consumirla, estará mucho mejor, ten en cuenta echar los huevos siempre en el último momento antes de servir el plato, de lo contrario se cuajarán demasiado y quedarán secos.

Espero que te animes a preparar esta receta, te va a encantar. 😉

 

 

shakshuka
5 de 2 votos
Imprimir

Shakshuka sin azúcar

La Shakshuka es un plato tradicional de la cocina de Oriente Medio, similar a los tradicionales huevos al plato. Sin azúcar, fácil y saludable.

Plato Desayuno, Entrante, Principal
Cocina Árabe
Keyword huevo, shakshuka, tomate
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 45 minutos
Raciones 2
Calorías 360 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana
  • 0.5 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 400 gramos tomate natural triturado
  • 4 huevos
  • 2 guindillas
  • 0.5 cucharadita pimentón dulce
  • 1 rama de perejil fresco
  • 2 cda aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca sal marina
  • 1 pizca pimienta negra molida

Elaboración paso a paso

  1. En una sartén, donde además serviremos el plato, sofreímos la cebolla cortada en juliana fina, con aceite de oliva y un poquito de sal marina.

  2. Después de 5 minutos, añadimos el ajo machacado o cortado muy fino y lo sofreímos también, con cuidado de que no se queme.

  3. Ahora es el turno del pimiento rojo, a mi me gusta cortarlo en tiras y sofreírlo así. Dejamos que se sofría todo junto.

  4. Si te gusta el sabor que aporta el pimentón dulce, justo antes de añadir el tomate natural triturado, es cuando debes añadir una cucharadita. Dale unas vueltas con mucho cuidado de que no se queme.

  5. Añadimos la lata de tomate natural triturado, sal y pimienta. Remueve y deja cocer durante 20 minutos a fuego moderado bajo, tapa la sartén porque va a salpicar.

  6. Cuando el tomate esté cocido, (notarás cómo cambia el olor), casca los 4 huevos sobre la salsa, repartidos por la sartén, échales un poquito de sal encima y tapa. Deja que se cocinen entre 5 y 10 minutos. La idea es que las claras queden cocidas, pero las yemas estén líquidas.

  7. En el último momento echa por encima perejil fresco picado y sirve en la misma sartén. ¡Delicioso!

  8. Acompaña la Shakshuka de tu pan preferido, yo te aconsejo un flatbread preparado con harina de frutos secos o unos crackers de okara. ¡Salud!

Notas de la Receta

  • Ajusta las especias a tu gusto, yo le he puesto 2 guindillas para obtener un ligero toque picante, puedes echar más o evitarlas.

 

  • El comino es opcional, en la cocina árabe se usa mucho y a este plato le va muy bien, si te gusta añádelo, de lo contrario evítalo, no es necesario.

 

  • Termina el plato con perejil fresco y pimienta molida. Si eres amante del cilantro, también puedes usarlo. Un poco de cebollino picado también le iría muy bien y le daría un toque muy fresco.

 

  • Puedes preparar el sofrito y la salsa de tomate por la mañana y dejarlo reposar hasta la hora de comer, añade los huevos en el último momento para que no se cocinen demasiado. De esta manera la salsa estará mucho más sabrosa.

 

  • Esta receta es bastante saciante, gracias a los huevos. Yo suelo añadir dos huevos por persona, si necesitas comer más pon tres.

 

  • ¡Y recuerda!, no le pongas azúcar a la salsa de tomate, no lo necesita.
Información Nutricional
Shakshuka sin azúcar
Cantidad por ración
Calorías 360 Derivadas de grasas 198
% del valor diario recomendado*
Grasas Totales 22g 34%
Grasas saturadas 4g 20%
Colesterol 327mg 109%
Sodio 205mg 9%
Potasio 1142mg 33%
Hidratos de Carbono 26g 9%
Fibra Alimentaria 5g 20%
Azúcares 13g
Proteinas 15g 30%
Vitamina A 52%
Vitamina C 78.1%
Calcio 9.8%
Hierro 29.7%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.

 



1 pensamiento sobre “Shakshuka sin azúcar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español