Salsa de calabaza cremosa sin lácteos

Salsa de calabaza cremosa sin lácteos
Compartir...

 

Cuando queremos preparar una salsa, especialmente si es para pasta, lo primero que nos viene a la cabeza es el tomate, suele ser el recurso fácil, hay tantas salsas de tomate en nuestro imaginario.

Desde la sencilla marinara, típica de Nápoles, pasando por la potente arrabiatta, cuyo origen está en Roma, hasta una salsa de tomate básica al estilo italiano, todas ellas deliciosas y fáciles de hacer.

Pero hay vida más allá de las clásicas salsas de tomate, por ejemplo una salsa de calabaza, ahora que estamos en plena temporada.

Y es que ocuparse cada día de comidas y cenas, independientemente de si en casa somos muchos o pocos, requiere de reflexión, organización y esfuerzo.

 

Pensar, organizar, cocinar, son los tres pasos a seguir para alcanzar nuestro objetivo: disfrutar comiendo sano.

 

salsa de calabaza

 

Muchas veces no basta con la buena voluntad, se necesita organización y un esquema mental previo, dicho así parece fácil, ¿verdad?.

Hay tres pasos fundamentales que debemos seguir:

  • Pensar. Ver qué necesidades tenemos, y en consecuencia, qué deberíamos comer.
  • Organizar. Qué ingredientes tenemos a nuestro alcance y proveernos de los que necesitamos.
  • Cocinar. Ejecutar las recetas, esto se puede hacer en directo o en diferido, me explico, puedes hacerlo al instante o con antelación, preparando la receta al completo o por partes.

Si hacemos las cosas ordenadamente, si respetamos estas tres etapas, podemos alcanzar nuestro objetivo, disponer de platos saludables, tener nuestros menús a punto y en definitiva, disfrutar comiendo sano.

Aprende cómo organizarte a la hora de cocinar en esta entrada.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, preparar una salsa deliciosa y sana para nuestro plato de pasta, prescindiendo de las clásicas salsas de tomate, que aunque son absolutamente deliciosas, a veces también pueden resultar cansinas.

 

Deja de lado el tomate de vez en cuando y prepara una salsa de calabaza para pasta como esta, cremosa y sin lácteos.

 

En esta entrada quiero compartir contigo la receta de esta salsa de calabaza cremosa, que no lleva lácteos, se prepara en un momento y es ideal para tomar con una pasta de legumbres, con unos espagueti de calabacín, o para acompañar otros platos.

Me encanta hervir unos espirales de garbanzo, bañarlos en esta salsa y añadirles un poco de levadura nutricional, ¡delicioso!.

También puedes usar penne de guisantes o unos espagueti de verduras, calabacín, zanahoria, nabo, etc.

Los ingredientes de esta salsa son pocos y muy sencillos, calabaza, cebolleta, ajo, caldo de verduras y para condimentar, sal, pimienta, cebolla en polvo y nuez moscada.

Como esta salsa de calabaza no lleva lácteos, para conseguir una textura densa y cremosa es necesario añadir algún ingrediente que le dé consistencia, he elegido los anacardos al natural.

Es importante remojarlos previamente y añadirlos cuando estés cocinando la calabaza, la idea es que se reblandezcan, así quedarán mucho mejor integrados en la salsa.

 

salsa de calabaza

 

Esta salsa te va a encantar, es sabrosa y tiene una textura ideal sin necesidad de añadirle queso, acaba el plato con un poco de levadura nutricional y dale ese toque especial.

Propiedades de la levadura nutricional:

  • Contiene vitaminas del grupo B, pero no aporta vitamina B12, (la levadura de cerveza sí que es rica en esta vitamina).
  • Es una levadura inactiva, no sirve para fermentar.
  • Está libre de gluten.
  • Rica en minerales, pero pobre en sodio.
  • No contiene grasa, pero es rica en fibra.
  • Aporta proteínas vegetales.
  • Ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre.
  • Sabor umami, salado, recuerda al del queso parmesano y al de las nueces. Se usa precisamente como sustituto del queso en las dietas veganas y vegetarianas.

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Para salir de la rutina. Hay vida más allá de las salsas de tomate.
  • Se puede preparar con antelación, congela en dosis pequeñas y úsala cuando la necesites.
  • Es muy digestiva y ligera.
  • Se prepara en 20 minutos y no necesitas ingredientes complicados.
  • Otra manera de usar calabaza en la cocina.

 

Si te ha gustado esta entrada, puede que también te interese:

 

 

Espero que te guste y la pruebes, a continuación tienes la receta completa.

salsa de calabaza
5 de 1 voto
Imprimir

SALSA DE CALABAZA CREMOSA SIN LÁCTEOS

Prepara una salsa de calabaza sin lácteos, es muy fácil, una receta básica ideal para tus platos de pasta o espaguetis de verdura.

Plato Básicos, Salsa
Cocina CASERA
Keyword calabaza
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Raciones 2 raciones
Calorías 216 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 200 gramos calabaza
  • 100 gramos cebolleta
  • 20 gramos anacardos crudos previamente remojados
  • 50 ml caldo de verduras
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 pizca sal marina
  • 1 pizca pimienta recién molida
  • 1 pizca cebolla en polvo
  • 1 pizca nuez moscada
  • ralladura de limón

Elaboración paso a paso

  1. Pica la cebolleta y sofríe con unas gotas de AOVE y sal. Añade también el ajo, puedes picarlo bien para que no se note o sofreírlo entero para retirarlo después, de lo que se trata es de que aporte sabor al sofrito.

  2. Corta la calabaza en cubos y añádela a la sartén.

    salsa de calabaza
  3. Deja que se vaya cocinando.

  4. Añade el caldo, tapa y deja cocer, unos 10-15 minutos, debe reducir.

  5. Ahora pon los anacardos y deja que se reblandezcan un poco.

    salsa de calabaza
  6. Sazona con todas las especias, añade más sal, la pimienta, el tomillo, la nuez moscada y la cebolla en polvo.

  7. Dale unas vueltas y cuando veas que está todo cocinado tritúralo muy bien, debe quedar una salsa lo más fina posible.

  8. Ahora es el momento de añadirle la ralladura de limón o lima, le aporta un toque fresco increible.

  9. Usa la salsa para acompañar una pasta de legumbres, con espaguetis de calabacín o para tomar con cualquier otro plato.

    salsa de calabaza

Notas de la Receta

  • Condimenta la salsa a tu gusto, para mi el ajo y la cebolla le dan un punto muy interesante que combina estupendamente con la calabaza, pero si quieres darle un toque más exótico, añade jengibre fresco.
  • Para esta salsa no he usado lácteos, para darle cuerpo y cremosidad he añadido los anacardos, si lo prefieres, puedes sustituirlos por leche de coco, deberías añadirla después del caldo, y dejar reducir.
  • Esta salsa la puedes congelar en pequeñas dosis y usarla cuando la necesites, solo debes sacarla unas horas antes y calentarla cuando la vayas a tomar, ¡muy práctico!.
Información Nutricional
SALSA DE CALABAZA CREMOSA SIN LÁCTEOS
Cantidad por ración
Calorías 216 Derivadas de grasas 81
% del valor diario recomendado*
Fat 9g14%
Grasas saturadas 2g13%
Sodio 248mg11%
Potasio 958mg27%
Carbohydrates 31g10%
Fiber 3g13%
Azúcar 12g13%
Proteinas 7g14%
Vitamina A 17133IU343%
Vitamina C 25mg30%
Calcio 65mg7%
Hierro 3mg17%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español