Puchero de la Marina

Puchero de la Marina
Compartir...

 

El Puchero de la Marina es una receta tradicional que se prepara en casi todas las casas de la zona, es un imprescindible cuando llega el otoño y durante todos los meses de invierno, es un guiso potente, lleno de sabor y nutrientes, una receta casera de las de siempre.

“Allá donde fueres haz lo que vieres”, esta frase suele ser una máxima en mi vida, cuando llegué a Dénia jamás había probado el Puchero de la Marina, (en mi zona se prepara la Olla de la Plana), desde que lo hice por primera vez supe que se convertiría en una receta imprescindible para mi.

Lo cierto es que cada zona de España tiene su propio puchero, (cocido, olla, pote, escudella, carn d’olla), con diferentes denominaciones y notables variaciones en los ingredientes, pero siempre con algo en común, todos son guisos con gran variedad de verduras, a los que se añade diferentes tipos de carnes y huesos que dan como resultado caldos de carne muy ricos en sabor y nutrientes.

 

Cada zona de España cuenta con su propio puchero, todos son guisos sabrosos y reconfortantes con diferentes nombres, cocido, pote, olla, escudella, carn d’0lla.

 

Donde yo nací, Castellón de la Plana, se prepara la Olla de la Plana que curiosamente en su versión más tradicional es vegana, lo cierto es que para enriquecerla también se le puede añadir carne de ternera, cordero, cerdo y embutidos, pero la versión más extendida en la Plana es la que solo lleva verduras y legumbres, también conocida como Olla de Dejuni, (olla de ayuno o puchero de ayuno), se llama así porque se solía preparar durante el periodo de ayuno en Semana Santa, es una sopa de verduras y legumbres muy sabrosa, un plato reconfortante cuando hace frío y muy digestivo.

 

La Olla de Dejuni, es una receta tradicional y vegana porque se solía preparar en Semana Santa, es típica en la comarca de la Plana.

 

Lo he visto preparar siempre en mi casa, mi abuela lo hacía, mi madre lo sigue haciendo y yo, evidentemente tomé el relevo, es uno de mis imprescindibles durante el invierno, es un plato lleno de vitaminas y minerales, rico en fibra.

En las comarcas de alrededor, sobre todo hacia el interior, donde las temperaturas en invierno son mucho más bajas que en la costa, se preparan otras versiones, una de las más conocidas es la Olleta de Sant Mateu, plato estrella de la capital del Baix Maestrat (Bajo Maestrazgo), esta olla es mucho más contundente, además de las verduras y legumbres, lleva carne de pollo y/o gallina, pie de cerdo y embutidos, dando como resultado un caldo mucho más intenso, gelatinoso y calórico, es también una receta muy antigua, propia de una zona geográfica fría donde este tipo de guisos ayudaban a poder soportar las tareas y los duros trabajos del campo.

Hoy en día si visitas Sant Mateu puedes disfrutar de este plato en cualquiera de sus restaurantes porque se sigue preparando igual que antaño, pero te recomiendo que planifiques alguna actividad física exigente antes o después, para que tu cuerpo vaya quemando calorías.

Acostumbrada a estos dos platos tradicionales de mi tierra, cuando probé por primera vez el Puchero de la Marina me sorprendió, resultó ser el término medio perfecto entre la ligera Olla de Castelló y la contundente Olleta de Sant Mateu, más rico en ingredientes que la Olla de la Plana, porque lleva diferentes tipos de carne y huesos, además de las clásicas pelotas de puchero, pero más ligero que la Olleta de Sant Mateu, que al llevar pie de cerdo y embutidos es un guiso de los más fuertes que he probado, (quizás comparable a la fabada asturiana).

 

El Puchero de la Marina  es un término medio entre la ligera Olla de la Plana y la contundente Olleta de Sant Mateu.

 

El Puchero de la Marina lleva muchas verduras, muchas carnes y huesos, además de legumbres y unas pelotas de carne muy fáciles de hacer que son una delicia, el resultado es un caldo muy rico en sabor y con muchos nutrientes.

El caldo se suele colar para tomar al principio en forma de sopa con fideos o arroz, a continuación se sirven las carnes, las verduras y los garbanzos en una gran bandeja y cada comensal elige lo que más le gusta.

 

puchero

 

Prepararlo es una fiesta y comerlo todavía más, es un plato ideal para compartir en familia o con un grupo de amigos, el hecho de servir todos los ingredientes juntos en el centro de la mesa y compartirlos ya implica confraternizar.

Es bonito compartir, pero si vas a prepararlo para una ocasión más formal, ten presente servir los diferentes ingredientes por separado con sus correspondientes cubiertos para servir, evitando así que nadie se sienta incómodo.

La sopa sírvela individualmente o en una sopera bonita y repártela tú. Recuerda que la amabilidad y atención hacia tus invitados es primordial para ser un buen anfitrión, cocinar bien no es suficiente. 😉

 

Preparar un Puchero es una fiesta y comerlo compartiendo con tus familiares y amigos todavía más.

 

El Puchero de la Marina tradicional lleva una larga lista de ingredientes, aunque puede haber variaciones, suele llevar una pieza de carne de ternera, lo habitual es poner “garreta” de ternera o morcillo de ternera tierno, (yo muchas veces también le pongo carrillada, así me aseguro de que haya trozos muy muy tiernos). También se suele poner costilla de ternera y huesos blancos.

Otros ingredientes importantes son un hueso de espinazo de cerdo, un buen trozo de gallina y otro de pollo, puedes poner la parte que más te guste.

La receta clásica incluye tocino, pero siempre lo evito y hay quien le añade “blanquet” que es un embutido típico de la zona de la Marina.

Las pelotas de puchero se preparan con carne de ternera picada y carne de cerdo, mitad y mitad, se añade un huevo, miga de pan, (se puede remojar en leche para ablandarla), perejil fresco picado, sal, pimienta, piñones, canela, nuez moscada y clavo en polvo. Hay quien también le pone higadillos o sangre de pollo, yo nunca lo he hecho así, y te aseguro que están riquísimas.

 

Las pelotas son un elemento imprescindible en el puchero valenciano.

 

En cuanto a las verduras, el puchero lleva zanahorias, nabo, colinabo, chirivía, apio, cardos, boniato, patatas y, a veces, calabaza, yo no le suelo poner. En esta zona se pone también col blanca y hojas de col rizada, que se usan para envolver la pelotas. El puchero lleva también garbanzos, ponlos en remojo la noche anterior, pero si eres de los que a veces se despistan, te aconsejo que guardes siempre en la despensa unos botes de garbanzos cocidos de buena calidad, si por el motivo que sea te olvidas de poner en remojo los secos, al menos estarás salvado. 😉

Hay que cocer todos los ingredientes en agua con sal, yo le añado una cucharadita de café por litro de agua, de esa manera queda sabroso, pero no salado, creo que es mejor ser prudentes y añadir más al final si fuera necesario.

 

Si quieres que el caldo no sea muy graso y contundente, evita el tocino y los embutidos.

 

Yo suelo preparar el Puchero de la Marina con algunas variaciones respecto a la receta original. No le añado tocino para que el caldo resultante sea mucho más digestivo y ligero, además suelo tomar el caldo como un consomé, aderezado con unas gotas de limón, que le da un toque fresco increíble. Lo hago para reducir la cantidad de hidratos de carbono, pero lo clásico es preparar una sopa con fideos o arroz y tomarla antes de las verduras y las carnes que se sirven a continuación.

 

puchero

 

Es una receta muy agradecida, cuando la preparas, siempre sobra y te permite usar las sobras para otras elaboraciones o simplemente tener comida preparada para otro día. El caldo es conveniente enfriarlo, desgrasarlo y después envasarlo en recipientes aptos para congelación, es una manera genial de organizarse, tendrás caldito casero a mano durante días, para preparar sopas o tomarlo como un consomé.

No hay duda, el puchero es un plato reconfortante y delicioso, que te ayuda a organizarte y gusta a todos, una receta para compartir con los que más quieres, comerlo es una fiesta y un deleite, si no lo has hecho nunca prueba y verás.

 

Si eres fan de los platos de cuchara, esta es será una de tus recetas favoritas.

 

Pienso que siempre que queremos compartir una comida en grupo nos decantamos por la típica barbacoa o por una paella, ambas son buenas opciones, pero ¿por qué no preparar un puchero?. Este guiso tradicional se presta a ser el centro de una fiesta o celebración, sólo necesitáis una gran olla y todos los ingredientes, técnicamente es una receta muy fácil, mucho más que hacer una buena paella, sobre todo si es para mucha gente, y está delicioso.

¿Qué guiso es el típico en tu zona? ¿Sueles preparalo en casa? ¿Te gustan las recetas tradicionales?

¡Cuéntame en los comentarios!.

 

Si te ha gustado esta receta, puede que también te guste:

 

 

puchero
5 de 3 votos
Imprimir

Puchero de la Marina

El puchero, o cocido, olla, pote es un plato tradicional, un guiso a base de verduras y carnes que da como resultado un caldo sabroso y nutritivo.

Plato Caldo, Principal, Puchero
Cocina española, Mediterranea
Keyword cocido, guiso, olla, puchero, sopa
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 2 horas
Tiempo total 2 horas 30 minutos
Raciones 8 raciones
Calorías 704 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 300 gramos garreta de ternera
  • 300 gramos carrillada de ternera
  • 500 gramos pollo
  • 500 gramos gallina
  • 300 gramos costilla de ternera
  • 250 gramos espinazo de cerdo
  • 1 hueso de ternera
  • 1 hueso de cerdo
  • 250 gramos carne de ternera picada
  • 250 gramos carne de cerdo picada (cabeza de lomo)
  • 400 gramos cardos congelados
  • 400 gramos garbanzos cocidos
  • 200 gramos zanahorias frescas
  • 300 gramos boniato
  • 2 nabos
  • 1 colinabo
  • 1 chirivía
  • 1 rama de apio
  • 400 gramos repollo o col blanca
  • 4 hojas de col rizada
  • 1 cda piñones
  • 50 gramos pan blanco
  • perejil picado
  • especias (canela, nuez moscada, pimienta y clavo)
  • sal marina
  • 1 cda leche
  • 4 litros agua filtrada

Elaboración paso a paso

  1. La elaboración es muy fácil, sólo requiere tiempo. En una olla grande, echa el agua y calienta, añade toda la carne y los huesos, excepto las carnes picadas que las vas a usar para hacer las pelotas.

  2. Deja que empiece a cocer y que las impurezas suban a la superficie, es muy importante que las retires, durante la primera media hora ya van a aparecer muchas, con una espumadera retira poco a poco. Sigue cociendo, cada 15 minutos revisa la superficie y sigue desespumando.*

  3. Mientras llevas a cabo este proceso, lava y pela las verduras. Si compras los cardos frescos debes lavarlos, retirarles todos los hilos y hervirlos en un cazo aparte para eliminar el amargor. Si para agilizar procesos los compras congelados, no los añadas todavía, resérvalos para más tarde.

  4. Cuando la carne ya lleve entre 45 minutos y una hora de cocción empieza a añadir todas las verduras, lavadas y peladas. Es el momento de añadir los garbanzos, previamente remojados. Deja para más tarde las patatas, las añadirás junto con las pelotas cuando queden 30 minutos hasta el final.

  5. Baja el fuego y deja cocer durante 30 o 40 minutos más. Mientras prepara las pelotas.

  6. Pasado ese tiempo, ya puedes añadir las patatas peladas y las pelotas (ver a continuación los paso para su preparación). Algunas veces si la olla está demasiado llena, puedes sacar caldo y ponerlo en otra más pequeña para cocer las patatas y las pelotas.

ELABORACIÓN DE LAS PELOTAS DE PUCHERO

  1. En un bol mezcla la carne picada de ternera y la de cerdo. Recuerda que a la hora de comprarla lo mejor es que elijas tú las piezas y te lo piquen al momento, no te fíes de la carne que ya viene picada en bandejas, si lees la etiqueta verás la gran cantidad de aditivos que contiene.

  2. Añade un huevo y la miga de pan previamente remojada en leche, añade las especias y los piñones, mezcla bien, yo lo hago con las manos, es la mejor forma. La masa debe quedar húmeda, no seca, aunque parezca que no aguanta perfectamente la cocción dentro del caldo.

  3. Forma las pelotas y mételas un rato en la nevera. Con esta cantidad a mi me salieron 6 de tamaño mediano.

  4. Mientras escalda las hojas de col en agua con sal para ablandarlas, deja que se enfríen y córtales un poco el tallo para que se doblen mejor. Saca las pelotas de la nevera y envuelve cada una de ellas con una hoja. Listas para cocer.

CÓMO SERVIR EL PUCHERO

  1. Una vez terminada de cocción, que habrá durado unas 2 horas, debes sacar las verduras y las carnes y servirlas en una bandeja grande, o en varias.

  2. Debes colar el caldo y en otra olla preparar la sopa, nosotros la solemos hacer con fideos muy finos, pero es muy tradicional hacerla con arroz. Yo tomo el solo el caldo y me resulta mucho más ligero.

  3. Sirve a cada comensal su ración de sopa y en el centro de la mesa coloca las bandejas con las verduras y la carne, los garbanzos y las pelotas. El nabo, el colinabo, la chirivía y el apio no se sirven, su función es dar sabor al conjunto.

  4. Saca un par de limones cortados en cuartos para que cada comensal pueda echarse unas gotas zumo fresco en la sopa, le da un toque fresco muy rico.

  5. Como ya he dicho, compartir el puchero es una verdadera fiesta. Espero que la disfrutes tanto como yo. 😉

Notas de la Receta

Trucos para acelerar procesos:

  • Compra los garbanzos en conserva ya cocidos, lo único que tendrás que hacer es escurrirlos y lavarlos bien. Añádelos a la olla los últimos 30 minutos de cocción.

 

  • Puedes comprar una bolsa de cardo congelados, te ahorras limpiarlos y pre-cocerlos. Añádelos a la olla igua que los garbanzos, durante los últimos 30 minutos de cocción.

 

  • Cuando prepares la pelotas haz de sobra y congela unas cuantas, la próxima vez que prepares un puchero ya las tendrás hechas.

 

  • Puedes comprar una bandeja de verduras para caldo, de las que ya vienen preparadas en las verdulerías y los supermercados. Lo ideal es comprar a granel, pero lo cierto es que este tipo de productos te ahorran tiempo.

 

  • Puedes usar olla exprés, esto no te lo recomendará ninguna experta en pucheros, la verdad es que no es la mejor opción, el primer problema es que suelen ser demasiado pequeñas, y además deberás hacer la cocción en tres fases, primero la carne sin tapar para poder eliminar las impurezas, y después añadir las verduras más duras, tapar y dejar cocer unos 25-30 minutos, abrir y añadir el resto, seguir cociendo 15-20 minutos más. Hay que tener en cuenta que abrir la olla requiere su tiempo y al final no vas a acortar tanto el tiempo total. Esta opción sólo te la recomiendo si vas a a hacer un puchero muy pequeño, para dos por ejemplo, pero sinceramente creo que ni aún así merece la pena, lo bueno de esta receta es precisamente eso, que sea abundante y te sobre para guardar.

 

  • Si te sobra puchero, que es lo normal, guarda la carne y las verduras para otro día, puedes hacer unos canelones, unas croquetas o ropa vieja. El caldo lo puedes congelar en recipientes adecuados, y ya lo tienes para toda la semana, la verdad es que es un gustazo sacarle tanto partido a una receta, ¿no te parece?.
Información Nutricional
Puchero de la Marina
Cantidad por ración
Calorías 704 Derivadas de grasas 324
% del valor diario recomendado*
Fat 36g55%
Grasas saturadas 12g75%
Colesterol 206mg69%
Sodio 290mg13%
Potasio 1248mg36%
Carbohydrates 23g8%
Fiber 5g21%
Azúcar 7g8%
Proteinas 52g104%
Vitamina A 9805IU196%
Vitamina C 38mg46%
Calcio 104mg10%
Hierro 4.6mg26%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



2 pensamientos sobre “Puchero de la Marina”

  • 5 stars
    El puchero valenciano es un monumento a la dieta Mediterránea pero si además se prepara como sugieres, resulta sún más ligero y digestivo. Es una receta imprescindible.

    • Hola Pepe, efectivamente es una receta clásica, si la aligeramos un poco haciéndola más saludable, podemos beneficiarnos de todas sus ventajas. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español