Plato sano con vegetales, salmón y huevo escalfado

Plato sano con vegetales, salmón y huevo escalfado
Compartir...

Hoy te voy a explicar cómo preparar un plato sano, siguiendo el método del plato para comer saludable de Harvard, un bol con vegetales, salmón y huevo.

Como ya te expliqué en esta entrada, dicho método consiste en dividir de manera imaginaria un plato de 23 cm en 4 partes.

 

El plato para comer saludable de Harvard es una guía fácil para preparar comidas y cenas nutritivas.

 

La mitad del plato, es decir, 2/4 partes deben estar ocupadas por vegetales, pueden ser verduras, hortalizas y frutas.

1/4 del plato lo ocuparán los hidratos de carbono, que pueden ser legumbres, cereales, almidones, etc y la parte restante la ocuparán las proteínas.

 

plato sano harvard de vegetales, salmón y huevo escalfado

 

Ingredientes:

El plato sano que hoy te propongo lleva vegetales:

  • espárragos escaldados
  • canónigos y rúcula
  • aguacate

En la parte de los carbohidratos lleva legumbres:

  • judías verdes “al dente”
  • guisantes baby escaldados

Y la parte de proteínas:

  • salmón marinado
  • huevo escalfado

Este plato sano lleva ingredientes muy sencillos, crudos, escaldados y poco cocidos.

 

Yo lo he aliñado con aceite de oliva virgen extra, pimienta negra, semillas de sésamo tostado y escamas de sal marina.

Se trata de un plato único, con el que no necesitas nada más, cubre todas las necesidades nutricionales y está delicioso.

Prepara tu plato sano y llevátelo al trabajo, cómodo y delicioso.

 

plato sano de vegetales, salmón y huevo escalfado

 

 

Elaboración:

Este plato sano es muy fácil de elaborar, algunos de los ingredientes están crudos, como los canónigos, la rúcula, el aguacate y el salmón (marinado).

Los guisantes me limité a escaldarlos en agua hirviendo con sal, escaldar significa que han estado en el agua a penas 2 minutos, nada más.

Usé guisantes baby congelados, así que este proceso es precisamente para descongelarlos y nada más.

 

Cuece las verduras en agua hirviendo con sal durante poco tiempo.

 

Las judías verdes eran frescas, y también las he escaldado en agua hirviendo con sal, la idea es que queden crujientes, con los espárragos he hecho lo mismo.

Al hacer una cocción corta en agua con sal, las verduras mantienen su color verde intenso.

Lo ideal es que al sacarlas las pongas en un recipiente con agua fría y hielos, de esta manera cortas la cocción y el verde se mantiene intacto.

Además, al cocer muy poco tiempo puedes observar que el agua de cocción no queda muy verde, eso es una buena señal, no se habrán perdido tantos nutrientes.

Si por el contrario cueces las verduras mucho tiempo, perderán nutrientes, tersura, sabor y color.

 

Prepara tu plato sano con los ingredientes que tengas en casa, puedes hacer infinitas variaciones.

 

Si te ha gustado esta entrada, puede que también te interese:

 

Si preparas un plato sano de estas características cuéntamelo en los comentarios. ¡Salud!

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español