PARMIGIANA FÁCIL

PARMIGIANA FÁCIL
Compartir...

La parmigiana es una receta deliciosa, me he propuesto hacerla fácil, pero aún así, no negaré que es un tanto laboriosa y que hay que buscar un ratito largo para prepararla.

Cada uno de los ingredientes que la componen deben ser preparados por separado y con mimo, cuanto más empeño pongamos mejor será el resultado final.

¿Qué es una parmigiana?

En Italia encontrarás este plato como berenjenas a la parmigiana (melanzane alla parmigiana) o como parmigiana, sin más.

La parmigiana es un pastel de berenjena, son capas de berenjena con salsa de tomate casera, albahaca, mozzarella fresca y queso parmesano.

En realidad lleva pocos ingredientes, es de esas recetas en las que “menos es más”, pero su secreto va más allá, la gracia de este plato es el tratamiento que se le da a cada uno de los ingredientes por separado, especialmente a la berenjena y al tomate.

 

Melanzane alla parmigiana, es un pastel de berenjenas italiano, una delicia fácil de preparar.

 

Origen de la parmigiana.

Esta receta tiene su origen en el sur de Italia, y es típica de Sicilia. En la zona de Nápoles y en toda la costa amalfitana podrás degustarla en todo su esplendor, allí es donde la probé yo por primera vez y donde me enamoré de ella para siempre.

Y es que este pastel de berenjena es espectacular, lleno de sabor, con una textura delicada y con sabores que se complementan, el dulzor de la berenjena, el toque un poco ácido del tomate, la suavidad de la mozzarella y la intensidad del parmesano.

Para que todo eso sea posible, es necesario preparar los dos ingredientes principales por separado.

 

 

Ingredientes principales:

La base del plato es la berenjena, para que el resultado sea óptimo hay que prepararla de una manera especial.

Es imprescindible cortar la berenjena a lo largo, no en rodajas, y dejarla reposar con sal gorda, para conseguir que elimine parte del agua, así, cuando la frías o la pases por la plancha con unas gotas de aceite, conseguirás que no lo absorba como una esponja.

 

Preparar una salsa de tomate casera es primordial en esta receta.

 

El tomate es fundamental cocinarlo en casa, sí, lo puedes comprar hecho, pero un tomate frito de bote no le va a dar el toque que buscas, el sabor no será el mismo, y el resultado final se verá mermado por haber querido ahorrar un poco de tiempo.

Yo uso tomates enteros pelados en conserva, y los cocino sin nada de aceite en una olla plana y ancha o en una sartén, para que se vaya evaporando el agua, les añado unos dientes de ajo partidos que después retiro y hojas de albahaca fresa.

Lo más importante es tener paciencia, en 45 minutos los tienes y quedan brutales, el agua se evapora y lo que queda es puro sabor.

Para completar la receta es imprescindible contar con quesos de calidad, compra mozzarella di bufala y un buen Parmiggiano Reggiano o Grana Padano.

Esos son dos de los imprescindibles de esta receta, no los sustituyas por otros si lo que quieres es preparar una parmigiana, de lo contrario, te saldrá un pastel de berenjena, pero no será “a la parmigiana”.

 

Berenjena, tomate, albahaca, mozzarella y parmesano son los ingredientes principales de este plato.

 

Lo que queremos conseguir:

Un pastel con capas de berenjena bien cocinada, que quede suave, pero que conserve su textura, con sabores compensados, que se complementen, que se pueda cortar y quede de una pieza.

Lo que no queremos:

Una suerte de bandeja-piscina con la berenjena y el resto de ingredientes revenidos en su interior,  flotando en mucho líquido y con poco sabor.

No queremos un pastel aguado, queremos saber lo que comemos y notar los sabores y las texturas a cada bocado.

 

berenjenas a la parmigiana

 

Si tenemos claro qué queremos conseguir y qué hay que evitar, sigue los pasos que te explico a continuación y conseguirás un delicioso pastel de berenjena, consistente y delicioso.

 

Tips para que este plato te salga bien:

  • Si quieres un “extra de queso” ponle 2 mozzarellas en vez de una.
  • El parmesano que sea Parmiggiano Reggiano o Grana Padano.
  • Prepara la salsa de tomate en casa, se hace sola mientras preparas el resto y es insustituible.
  • La albahaca fresca es imprescindible en la salsa de tomate.
  • La berenjena necesita “sudar”, gracias a eso absorbe menos aceite y no suelta agua durante el horneado, no te puedes saltar ese paso.

 

Ventajas de esta receta:

  • Se puede preparar con antelación, después de haber reposado está mejor.
  • Acompaña cualquier plato de carne o pescado.
  • Es laboriosa, pero al mismo tiempo, muy sencilla de ejecutar.

 

Recetas relacionadas:

 

parmigiana
5 de 2 votos
Imprimir

PARMIGIANA FÁCIL

Parmigiana o berenjenas a la parmigiana, es una receta fácil del sur de Italia, pero que esconde algunos secretos, aprende cómo prepararlo.

Plato parmigiana, pastel
Cocina CASERA, Italiana
Keyword berenjena, mozzarella, parmigiana
Tiempo de preparación 40 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 1 hora 10 minutos
Raciones 4 raciones
Calorías 368 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 600 g berenjenas grandes 2 berenjenas grandes
  • 2 latas de tomates enteros pelados 480 g de tomates escurridos en cada una, en total 960 g de tomate aproximadamente.
  • 2 diente de ajo
  • 125 g mozzarella de búfala 1 mozzarella
  • 150 g queso parmesano
  • 1 huevo
  • sal gorda
  • hojas de albahaca fresca 6-8 hojas
  • aceite de oliva virgen extra Unas gotas para ir pasando la berenjena por la plancha.

Elaboración paso a paso

  1. Corta las berenjenas en lonchas de medio centímetro, es mejor cortarla a lo largo que hacer rodajas.

  2. Ponlas en un recipiente amplio y añade sal gorda por todos los lados. Déjalas reposar por lo menos 30 minutos.

    berenjenas
  3. Mientras las berenjenas "sudan" prepara la salsa de tomate.

  4. En una sartén amplia pon los tomates enteros, no hace falta poner aceite, corta los dientes de ajo por la mitad y añádelos también, cocina a fuego lento, no tapes la sartén para que vaya evaporando el agua. No añadas a la sartén el jugo de tomate de las latas resérvalo por si te hace falta mientras cocinas la salsa.

  5. Añade también unas hojas de albahaca fresca.

  6. Pasados 30 minutos, escurre el agua que hayan soltado las berenjenas y lávalas con agua fría.

  7. Sécalas con papel de cocina o un trapo limpio.

  8. Para cocinarlas hay diferentes opciones, freírlas, cocinarlas a la plancha o al horno. Yo suelo hacerlas a la plancha con unas gotas de aceite, 1 minuto o minuto y medio por cada lado es suficiente. Resérvalas.

    berenjenas a la plancha
  9. Corta la mozzarella en lonchas finas y ralla el queso parmesano. Lo ideal es usar un Grana Padano o un Parmiggiano Reggiano.

  10. Bate el huevo en un bol y dájalo listo.

  11. Enciende el horno a 180ºC.

  12. En una fuente apta para el horno monta la parmigiana, primero una capa de berenjena, después una de salsa de tomate, encima unas cuantas lonchas de mozzarella, unas cucharadas de huevo batido y parmesano rallado.

  13. Después otra capa igual, berenjena, tomate, mozzarella, huevo batido y parmesano.

  14. La última capa la haces con la berenjena, tomate, huevo y parmesano.

  15. Cocina en el horno a 180ºC durante 30 minutos.

  16. Deja reposar y disfruta de esta delicia. De un día para otro está espectacular.

    parmigiana casera

Notas de la Receta

Según el tamaño de la fuente la parmigiana te saldrá más o menos alta, yo usé una fuente de 22 x 16 cm y ya ves cómo quedó.

Solo le puse una mozzarella, pero si quieres un "extra de queso" ponle 2.

El tomate lo puedes freír y hacer una salsa de tomate con aceite, yo la hago sin nada, en una sartén antiadherente, de esa forma compensa el aceite que aportan las berenjenas y la grasa del queso.

Al tomate solo le añado una pizca de sal, no le pongo azúcar, no lo necesita, y unos dientes de ajo partidos para que se "infusionen" en el tomate, y luego los retiro.

Las hojas de albahaca fresca que pongas en la salsa, no las quites, quedan deliciosas y aportan mucho sabor.

La berenjena, al haber "sudado", absorbe menos aceite y ya no suelta agua durante el horneado, esa es la razón por la que no te puedes saltar ese paso.

 

Información Nutricional
PARMIGIANA FÁCIL
Cantidad por ración (300 g)
Calorías 368 Derivadas de grasas 171
% del valor diario recomendado*
Fat 19g29%
Grasas saturadas 11g69%
Grasas Trans 1g
Grasa polinsaturada 1g
Grasa Monosaturada 5g
Colesterol 91mg30%
Sodio 1113mg48%
Potasio 1082mg31%
Carbohydrates 28g9%
Fiber 9g38%
Azúcar 16g18%
Proteinas 27g54%
Vitamina A 1082IU22%
Vitamina C 24mg29%
Calcio 701mg70%
Hierro 4mg22%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta