Mejillones en escabeche caseros

Mejillones en escabeche caseros
Compartir...

 

Los mejillones en escabeche caseros son un aperitivo de los de siempre, todo un clásico que nunca pasará de moda, están deliciosos y gustan a casi todos. A mí me empezó a gustar desde bien pequeña y sigo igual. Lo más habitual es consumirlos en lata, hay conservas de muy buena calidad, que no desmerecen en absoluto, pero yo te propongo prepararlos en casa.

Para preparar estos mejillones en escabeche he aprovechado el escabeche de bonito que preparé hace dos días y ha quedado espectacular, así que ha sido una receta exprés, he tardado muy poco tiempo.

 

Sorprende a todos preparando tus propios mejillones en escabeche

 

Ya sé que abrir una lata es muy fácil, pero te aseguro que prepararlo tú, también y seguro que más sano. Además, la satisfacción que da el resultado final es infinita.

Compra mejillones frescos de buena calidad, los hay gallegos, que suelen ser de mayor tamaño, y los hay del Mediterráneo, (clòtxines), más pequeños, pero llenos de sabor, ambas opciones son válidas, cocínalos al vapor, quítales las cáscaras y ponlos en un recipiente de vidrio, echa el escabeche por encima y deja que se enfríen, guárdalos en la nevera al menos 2 horas antes de consumirlos, si los dejas de un día para otro mucho mejor.

 

mejillones en escabeche

 

Para cocinar los mejillones necesitas:

  • 1/2 Kg de mejillones frescos
  • 1/4 de limón
  • 2 hojas de laurel
  • 12 bolitas de pimienta negra
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Instrucciones:

  • Limpia los mejillones, quítales las barbas.
  • Échalos en una olla mediana, exprime el limón y échalo también en la olla.
  • Añade las bolitas de pimienta y las hojas de laurel.
  • Yo le pongo un chorrito de aceite de oliva, pero es opcional.
  • Tapa la olla y enciende el fuego al 70%, deja cocinar unos 5 minutos, sólo necesitas que los mejillones se abran, cuando estén apaga el fuego, es importante que no se pasen porque se resecan enseguida.
  • Deja que se enfríen un poco y retira las conchas, ponlos en un recipiente de vidrio y echa el escabeche por encima. Como el escabeche está caliente, deja templar a temperatura ambiente y después guardalos en la nevera.

Para el escabeche, (tienes los valores nutricionales en la caja de la receta, consúltala en la entrada Escabeche de bonito muy fácil):

  • 1/2 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 12 bolas de pimienta negra
  • 1 hoja de laurel
  • sal marina
  • 2 cda de pimentón de la Vera.
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 taza de vinagre de manzana
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de agua

Instrucciones:

  • Sofríe la cebolla cortada en juliana y la zanahoria en lonchas no muy gruesas.
  • Añade la sal, las bolas de pimienta y el laurel.
  • Cuando la cebolla esté transparente, añade el vino blanco y deja que el alcohol se evapore.
  • Añade el vinagre, el aceite y el agua.
  • Lleva a ebullición y deja cocinar unos 20 minutos a fuego medio-bajo.
  • Ya lo puedes usar para escabechar bonito, caballa, sardina o carnes y verduras.
  • Si lo vas a preparar para escabechar mejillones o pulpo, añade pimentón de la vera justo antes de añadir los líquidos con cuidado de que no se queme, así el escabeche tendrá el sabor y color característico.

Hoy sólo he tenido que cocinar los mejillones al vapor y en un cazo he echado un poco de aceite, el pimentón y el escabeche que ya tenía preparado, lo he llevado a ebullición y lo he echado sobre los mejillones. Hay que saber sacar partido a las preparaciones para rentabilizar el esfuerzo que hemos invertido en ellas.

Espero que te haya gustado esta receta y si te animas a prepararla me lo cuentes en los comentarios, ¡Salud!.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español