ENSALADA CON GRANADA Y QUESO DE CABRA

ENSALADA CON GRANADA Y QUESO DE CABRA
Compartir...

 

El otro día se presentó la hora de la cena y tuve que improvisar, preparé esta  ENSALADA CON GRANADA Y QUESO DE CABRA, tiene buena pinta, ¿verdad?.

A veces ocurre que has estado fuera, y al llegar a casa no sabes muy bien por dónde tirar, en esos momentos es muy importante tener claro que se puede improvisar de manera saludable, que no es necesario tirar de comida “basura” ni de ultraprocesados.

Una de las cosas más importantes es saber aprovechar lo que hay en casa, si como he dicho, acabas de llegar, has estado fuera y no has ido a comprar nada, deberás sacar partido a tu despensa y es más fácil de lo que parece.

 

Esta ensalada con granada fue una receta de aprovechamiento, ese día no tenía nada más.

 

Ten en cuenta que muchas veces compramos sin necesidad, cuando veas que con lo que tienes te apañas, no vayas a buscar nada más, lo mejor es esforzarse un poco y pensar.

En realidad esta regla se puede aplicar a todo, si no lo necesitas, no lo compres, es muy fácil.

Total, que he hecho una sencilla ensalada con queso de cabra y granada, aguacate, nueces, semillas de girasol, sal marina, pimienta y aceite de oliva, sencillo y sabroso.

Si no dispones de lechuga, busca algo verde, puede ser alguna hortaliza, cocínala al vapor y que sea la base del plato.

 

ensalada con granada

 

Puede que no tengas granada, pues usa otra fruta. Si no hay queso de cabra en tu nevera, pon el que tengas, y en cuanto a los frutos secos y semillas, pues lo mismo, añade los que haya.

Si tienes huevos, cuece un par y ya tienes proteína de la máxima calidad.

Yo le puse aguacate porque los tenemos en casa y hay que aprovecharlos, pero si no los tienes puedes prescindir de ellos.

De lo que se trata es de buscar alimentos frescos y naturales en tu cocina y hacer una combinación que no chirríe demasiado, un aliño sencillo a base de aceite de oliva y a comer.

 

Sustituye los ingredientes de esta ensalada por los que tengas a mano, es una receta abierta y exprés.

 

Como he dicho antes, yo usé lo que tenía a mano, granada, aguacate, queso de cabra, hojas de lechuga, semillas de girasol y nueces.

El aliño muy simple, a base de AOVE, un poco de sal marina y pimienta recién molida.

Haz lo imposible por no sucumbir a comer cualquier cosa insana, olvídate de los fritos, de los productos ultraprocesados y de descolgar el teléfono para pedir comida rápida.

Saca petróleo de tus recursos, es fácil y saldrás ganando en todos los sentidos. Un buen ejemplo es esta ensalada improvisada que estaba deliciosa y que cumple perfectamente con los requerimientos nutricionales para una comida rápida y ligera.

Me gustaría saber qué haces tú cuando te toca improvisar, ¿Te paras a pensar para hacer algo sano y rico? ¿O tomas la vía rápida y te rindes ante cualquier producto ultraprocesado?

Si te gustaría aprender a aprovechar mejor los recursos de tu cocina, sígueme, me encanta orientar en este sentido, para mi es la base que todos necesitamos para llevar una alimentación sana, sostenible y al mismo tiempo, acorde a nuestras necesidades.

 

Otra recetas que te pueden interesar:

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español