Di NO a los alimentos ultraprocesados.

Di NO a los alimentos ultraprocesados.
Compartir...

 

Bol verde a base de rúcula, aguacate, pimientos de padrón, aceitunas, penne de guisantes y pollo. Ensalada con muchas hortalizas, brotes germinados y queso fresco. Bol verde con salmón y huevo escalfado. Lo que acabo de citar son solo tres ejemplos de platos saludables para disfrutar comiendo y sentirse bien al mismo tiempo, ideas para que digas NO a los ultraprocesados.

 

Di NO a los productos ultraprocesados.

 

Cuidarte no significa sufrir, cuidarte significa disfrutar, y conseguirlo es mucho más fácil de lo que parece.

Cualquier día es el día perfecto para hacerlo, prepara un bol verde, un plato sano con todos los nutrientes que necesitas, cambia los ingredientes, haz tus propias combinaciones.

Pon en marcha tu imaginación, elige tus alimentos preferidos, intenta consumir productos de temporada, controla tu dieta y obtendrás resultados, no sentirás pesadez, tus digestiones serán ligeras y te saciarás.

 

Prepara un plato sano bien variado, con muchas hortalizas y la proteína que prefieras, puedes hacer tu versión vegana.

 

A veces me apetece preparar un bol a base de productos verdes, como ya sabes los colores son muy importantes, dependiendo del color, los alimentos tienen unos nutrientes u otros, otras veces me decanto por un crear un arcoiris en el plato.

Un plato lleno de color es muy atractivo e induce a consumirlo, me gusta añadir proteínas diferentes, a veces pollo, otras salmón, bacalao, huevo, hay muchas opciones.

 

Bol verde

 

Prepara tu bol verde y disfruta comiendo, hacer un plato como estos tiene varias finalidades, la principal es comer de manera saludable, pero usamos mucho este término sin decir exactamente a qué nos estamos refiriendo.

Comer sano significa comer alimentos de verdad que no estén procesados, y si lo están, que sea un procesado simple, (luego te lo explico).

Si puedes conseguir producto orgánicos mejor que mejor, si no, no pasa nada, no pienses que si tu lechuga no tiene el sello de orgánica es mala, porque no es así.

No vayas a pensar que si no tienes la nevera llena de hortalizas orgánicas es mejor comer cualquier ultraprocesado “bio”, rotundamente NO.

 

Los productos orgánicos están muy bien, pero que sea comida real, di NO a los productos “bio” ultraprocesados.

 

Siempre es mejor comer alimentos sin ningún tipo de procesado que comer alimentos procesados sean del tipo que sean y siempre debes evitar los ultra-procesados.

Qué alimentos están procesados, pero son saludables:

Los frutos secos son el mejor ejemplo, ¿por qué se considera que los frutos secos están procesados? Normalmente consumimos los frutos secos ya pelados y, en algunos casos repelados, retirar la cáscara de las almendras o de las  nueces, se considera ya un primer procesado y si hay que repelarlas, es decir, eliminar la piel marrón que va pegada al grano, supone otro procesado, la pasteurización también lo es y si se corta en láminas, se hacen cubitos o se hace harina, lo mismo.

Las aceitunas están también procesadas, desde que se recogen del árbol hasta que llegan a nuestra mesa, sufren una serie de procesos necesarios para poder ser consumidas.

Los yogures y los quesos también han sido procesados, y no por eso, los consideramos insanos, siempre que no lleven azúcares añadidos ni hayan sufrido otros procesos más agresivos.

Las legumbres en conserva, están procesadas, pero si las lavas bien para eliminar los posibles aditivos del líquido de conservación, son una opción saludable para una comida rápida.

 

Frutos secos, legumbres, cereales enteros, han sufridos algunos procesos necesarios para que su consumo sea fácil y seguro, y aún así son saludables.

 

Estos son solo cuatro ejemplos, pero hay muchos más, se trata de entender que hay unos procesos que la industria alimentaria realiza con la finalidad de mejorar las características de ese alimentos y a veces, simplemente para que se pueda consumir.

Este tipo de procesos se caracterizan por no cambiar las características nutricionales de ese alimento, suelen hacerse para mejorar la seguridad y la higiene de esos productos a la hora de ser consumidos.

 

bol de salmon

 

Qué alimentos son ultraprocesados:

Los embutidos, las carnes procesadas como salchichas, hamburguesas, albóndigas, adobados, etc.

Algunos lácteos, como quesos fundidos, natillas, “yogures”, batidos o bebidas vegetales.

La bollería industrial, que engloba bollos, tanto dulces como salados, galletas, bizcochos.

Todo tipo de snacks, tanto fritos como horneados, patatas chip, snacks de maíz, extrusionados, etc.

 

Los snacks y platos precocinados son productos ultraprocesados que contienen grasas trans, evítalos siempre.

 

Los productos pre-cocinados, cualquier plato pre-cocinado fresco o congelado, lasañas, canelones, croquetas, nuggets, las sopas y cremas de bote, las salsas, la de tomate también, etc.

Los cereales ultraprocesados, ricos en azúcares.

Las margarinas, este producto que nos han querido vender como saludable, está compuesto de grasas hidrogenadas y grasas trans muy perjudiciales para nuestra salud, así que lo mejor para tu tostada es un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Si eres muy fan de la mantequilla, consúmela con moderación. De la margarina olvídate para siempre.

 

Evita consumir margarinas, son el resultado de la hidrogenación de aceites vegetales, (ácidos grasos poliinsaturados), el resultado es un producto ultraprocesado que contiene grasas trans y otros compuestos perjudiciales para tu salud.

 

Conclusión:

  • Compra carnes frescas y cocínalas tú.

 

  • Como snacks, lo mejor son los frutos secos y los dips hechos en casa. En mi página encontrarás varias opciones. Usa verduras frescas crudas o boniato, incluso patata, horneados por tí.

 

  • Evita los platos precocinados, cocina el fin de semana o cuando te venga bien y guarda raciones en tuppers, congela lo que se pueda, organízate.

 

  • Para desayunar hay también muchas opciones, no tienes por qué recurrir a la bollería industrial, si te gustan los cereales, consúmelos sin procesar, compra cereales sin azúcares añadidos en el herbolario, añade frutos secos, pasas, arándanos, dátiles, fruta fresca.

 

  • Toma lácteos de calidad, yogures naturales, o yogur griego (su ventaja es que es muy saciante), leche de calidad pasteurizada o UHT, pero sin aditivos. Consume quesos cuanto menos procesados mejor. Lee las etiquetas.

 

  • Evita a toda costa los alimentos congelados, como nuggets, croquetas, patatas fritas y todo tipo de platos precocinados, son ricos en grasas trans, muy perjudiciales para la salud.

 

  • Como consejo final solo te digo que compres los alimentos tal y como vienen del campo, las carnes y los pescados frescos y las legumbres y los cereales poco o nada procesados. Cocina en casa, prepara, organiza, congela, haz todo lo que esté en tu mano por controlar los ingredientes y por saber qué estás comiendo, es la mejor manera de cuidarte tú y los que te rodean.

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español