Crumble de salmón sin harina

Crumble de salmón sin harina
Compartir...

 

 

Hoy os traigo un crumble de salmón sin harinaes un plato principal a base de pescado y verduras, lleva salmón salvaje con calabacín y cebolla coronado por una capa crujiente de almendras y semillas, suena bien, ¿verdad?.

El salmón salvaje aporta ácidos grasos omega 3, el calabacín y la cebolla vitaminas y las semillas y almendras más ácidos grasos, vitaminas y minerales, es una combinación ganadora sí o sí.

 

Consume pescado azul regularmente, es la mejor manera de incorporar a tu dieta los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

 

Vamos a empezar viendo qué es un crumbleSeguramente la mayoría de vosotros habréis oído hablar de este tipo de plato, pero lo asociais a una receta dulce, a un postre, y es que un crumble es un pastel de origen anglosajón, consiste en una base de frutas con un capa crujiente encima elaborada con harina, mantequilla y azúcar.

La estructura de esta receta es la que me ha inspirado a la hora de elaborar el crumble de salmón que os propongo, mi crumble es salado y su ingrediente principal es el salmón salvaje junto con las verduras, para la capa crujiente en lugar de usar harina común, mantequilla y azúcar, he usado mis galletas saladas de semillas desmenuzadas.

Como están hechas a base de harina de almendras, almendras y de semillas, le dan el toque crujiente, pero no aportan pesadez al conjunto ni un exceso de calorías y la combinación de sabores es excelente, te lo aseguro.

Este crumble de salmón sin harina funciona muy bien como plato principal y es una buena opción tanto en el almuerzo como en la cena, se digiere con mucha facilidad y es bajo en hidratos de carbono.

Un consomé, una sopa de pescado o una crema, como por ejemplo la crema de coliflor, son buenas opciones para tomar como primer plato antes del crumble y ya tendrías un menú completo, ligero y saludable. Una buena ensalada también le iría muy bien, por ejemplo esta.

 

El crumble de salmón sin harina es un plato principal muy nutritivo, puede ir precedido de una ensalada, un consomé o una sopa de pescado y ya tienes un menú completo.

 

Propiedades y beneficios del salmón para nuestra salud:

El salmón es un pescado azul rico en ácidos grasos Omega 3 que nos ayudan a mantener sano el sistema cardiovascular y las arterias, ayuda a bajar el colesterol y la tensión arterial alta.

Tiene muchas proteínas, y es bajo en hidratos de carbono, 100 gr de salmón aporta unas 200 Kcal y es rico en vitamina A y vitaminas del grupo B, destaca por ser rico en fósforo y potasio además de contener también sodio, calcio, magnesio y hierro, por lo tanto es un alimento muy recomendable para incluir en nuestra dieta.

 

receta de crumble de salmón sin harina

 

En esta receta he usado salmón salvaje de Alaska que tiene un sabor más suave y no desprende un olor tan fuerte como el salmón de piscifactoría.

En cuanto a las diferencias entre ambos, el salvaje contiene más ácidos grasos Omega 3, en cambio el de granja a pesar de contener también Omega 3, contiene muchos más ácidos grasos Omega 6, que no son tan beneficiosos para nuestra salud.

Nuestra dieta debería aportarnos una cantidad similar de ambas grasas poliinsaturadas, (Omega 3 y Omega 6), pero lo que suele ocurrir es que consumimos muchos más ácidos grasos Omega 6, que no resultan tan beneficiosos, es por eso que debemos potenciar el consumo de Omega 3 a través de la dieta.

Si quieres saber más sobre los ácidos grasos Omega 6 lee este artículo.

El salmón nos aporta ácidos grasos Omega 3 muy beneficiosos para nuestra salud cardiovascular.

 

Ingredientes que vas a necesitar para preparar este crumble de salmón sin harina:

Utensilios:

  • Un aro o molde cuadrado para emplatar.

Elaboración del plato:

Preparar el crumble de salmón sin harina es muy sencillo, sólo hay que cocinar los ingredientes por separado para conseguir que todos estén en su punto y después montar el conjunto en el momento de servir.

Si tienes invitados o simplemente vas a pasar la mañana fuera de casa, puedes dejar cocinado el salmón, y pochadas las verduras, cuando llegues solo tienes que calentarlo un poco y montar el plato, si lo haces como te explico a continuación te aseguro que la presentación queda espectacular y muy apetecible.

Ten en cuenta que muchas veces no prestamos atención a cómo servir la comida y generalmente hacerlo de una forma ordenada siguiendo un criterio estético marca la diferencia, no es necesario que lo hagas sólo cuando tienes invitados, hazlo también en tu día a día, para tu familia y para ti, cuanto más bonito sea el plato, más agradable será comerlo, eso seguro.

A mi personalmente me encanta servir los platos con gracia, ¿sabes cuál es la clave para conseguirlo?, la misma que para casi todo en la vida, pensar antes de hacerlo, mientras cocinas la receta ya puedes ir planeando la presentación, en función de los ingredientes y de sus características habrá unas opciones u otras, sólo tienes que encontrar la más adecuada o probar diferentes maneras hasta que encuentres la mejor.

 

El crumble de salmón sin harina es una receta baja en hidratos de carbono y rica en nutrientes esenciales.

 

Para emplatar este crumble de salmón sólo necesitarás un plato llano y un aro de acero inoxidable, (también los hay de plástico, aptos para estos menesteres), deberás disponer las verduras y el salmón por capas y en lo más alto, el muesli salado de almendras y semillas que simplemente consiste en desmenuzar las galletas saladas de semillas.

Cuando esté todo bien colocado se retira el aro con cuidado y los ingredientes quedan dispuestos por capas, el conjunto resulta mucho más atractivo que poner el salmón con las verduras a un lado y espolvorear el muesli por encima.

 

Trata de presentar tus platos de una manera ordenada y bonita, tus recetas parecerán aún mejores.

 

Por último sólo queda adornar un poco el plato, yo le añadí un poco de pimienta molida y unas gotas de aceite de oliva virgen extra, otra opción sería picar cebollino y echarlo por encima, le daría un punto fresco muy interesante o incluso adornarlo con unas flores, ¡dale tu toque personal!.

 

receta de crumble de salmón sin harina

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • El consumo de salmón es una manera deliciosa de incluir los ácidos grasos Omega 3 en nuestra dieta.
  • Es un pescado muy versátil y tolera muy bien las distintas cocciones.
  • Es muy saciante.
  • Incluye frutos secos y semillas.
  • Incluye verduras.
  • Este plato se puede tomar templado o a temperatura ambiente, ideal para el verano.
  • Es un plato principal ligero, buena opción para la cena.

 

A continuación puedes leer la receta completa, ingredientes, elaboración paso a paso y algunos consejos para que te salga perfecta. Anímate a preparar este plato, vas a sorprender a tus comensales, eso seguro. ¡Salud! 😉

 

crumble de salmón sin harina
0 de 0 votos
Imprimir

Crumble de salmón sin harina

Este crumble de salmón sin harina es una receta llena de nutrientes, una deliciosa combinación de salmón, verduras, almendras y semillas. Los ácidos grasos omega 3 del salmón, las vitaminas de las verduras y las múltiples propiedades de las almendras y las semillas hacen de este plato una opción muy saludable.

Plato Principal
Cocina Europea
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 50 minutos
Raciones 2 raciones
Calorías 439 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 200 g salmón salvaje* 2 lomos
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1/2 limón
  • 2 galletas saladas de semillas
  • sal marina
  • pimienta molida
  • 3 cda aceite oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  1. El primer paso para elaborar esta receta es pochar las verduras. Cortamos la cebolla en juliana y el calabacín en rodajas finas, añadimos aceite de oliva en una sartén y empezamos con la cebolla, la dejamos sofreír durante 15 minutos, calor medio-bajo, intenta que no oscurezca demasiado, cuando veamos que está transparente la reservamos.

  2. Mientras las verduras se hacen, precalentamos en horno a 200ºC

  3. En la misma sartén donde has pochado la cebolla añade un poco más de aceite de oliva y cuando esté caliente, el calabacín, sazónalo, le das unas vueltas y lo dejas cocinar unos 10 minutos más, cuando veas que está blandito, resérvalo.

  4. Prepara una fuente para horno, echa aceite de oliva en la base, pon los lomos de salmón, añade un chorrito de agua y el jugo de medio limón, sazona el salmón y añade pimienta. Hornea* durante 10 minutos aproximadamente, el tiempo de cocción dependerá de la potencia de tu horno. El objetivo es que el pescado no se reseque, así que más vale echarle un ojo antes de que se pase y si aún está crudo dejarlo más tiempo.

  5. Deshaz el salmón en lascas, procura no desmenuzarlo demasiado, sería una pena, separar las lascas es fácil cuando está cocinado y te resultará más cómodo montar el plato ya que cada lasca es una superficie plana y se mantendrá mejor, además cuando el conjunto esté acabado se verán los trozos de pescado, siempre interesa que el producto sea reconocible, así se aprecia la calidad de lo que te estás comiendo.

  6. Para el crujiente desmenuza unas galletas saladas de semillas* y resérvalas.

  7. Es el momento de montar el plato, elige un plato llano que sea bonito, sitúa el aro para emplatar en el centro, empieza poniendo una capa de calabacín, coloca las rodajas ordenadamente de manera que cubran toda la superficie comprendida dentro del aro, después una capa de cebolla y sobre ella una de salmón, repite la operación.

  8. Ahora solo queda la última capa, el crujiente, añade el muesli* salado por encima.

  9. Ha llegado el momento de retirar el aro, no te preocupes si parte de muesli cae sobre la superficie del plato, formará parte de la decoración final.

  10. Ya solo queda acabar de decorar el plato, unas gotas de aceite de oliva virgen extra y un poco de mezcla de pimientas molida será suficiente. Pero tienes muchas más opciones, si te gusta el eneldo pica un poco y añádelo, también puedes preparar alguna mayonesa, por ejemplo una con perejil para darle un toque de color o se me ocurre que un poco de salsa tártara le iría también muy bien. Son solo propuestas, elige la opción que más te guste.

Notas de la Receta

  • El salmón salvaje lo compré congelado, para prepararlo lo saqué la noche antes del congelador y lo dejé en la parte alta del frigorífico, es importante que se descongele poco a poco, de esa forma está en óptimas condiciones a la hora de usarlo. Si tienes la opción de comprarlo fresco mejor que mejor.
  • Cuando cocines el salmón en el horno puedes tapar la fuente con un papel de aluminio para que no se seque la superficie del pescado y quede más jugoso.
  • Para el crujiente he usado mis galletas saladas de semillas sin harina desmenuzadas, pero también puedes mezclar unos cuantos frutos secos y semillas al natural y tostarlos un poco en una sartén, de esta manera la capa crujiente no tendrá tanta consistencia, pero quedará rico.
  • Si quieres que el muesli esté más crujiente puedes darle un toque de grill al plato en el último momento, pero hazlo antes de retirar el aro y durante muy poco tiempo, este paso no es necesario, yo no lo suelo hacer y el resultado es muy bueno.
Información Nutricional
Crumble de salmón sin harina
Cantidad por ración
Calorías 439 Derivadas de grasas 288
% del valor diario recomendado*
Fat 32g49%
Grasas saturadas 4g25%
Colesterol 56mg19%
Sodio 80mg3%
Potasio 915mg26%
Carbohydrates 13g4%
Fiber 3g13%
Azúcar 5g6%
Proteinas 23g46%
Vitamina A 235IU5%
Vitamina C 35.9mg44%
Calcio 47mg5%
Hierro 1.6mg9%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.

 

 

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español