Crema de calabaza con alcachofas

Crema de calabaza con alcachofas
Compartir...

Una crema de calabaza es una receta clásica, de las que se prepara durante el otoño y el invierno, cuando tomar algo caliente se convierte en un auténtico placer.

Un plato como este tiene la ventaja de que requiere poco tiempo y no hace falta hacer muchas previsiones, es probable que durante estas fechas tengas alguna calabaza o hayas tenido la oportunidad de hacerte con una fácilmente, también es probable que tengas un caldo casero, ya sea de carne o de verduras y el resto, son básicos que están en todas las cocinas.

 

La crema de calabaza es un clásico de otoño e invierno, acompáñala de sus semillas y de unas alcahofas de temporada.

 

Esta vez la he acompañado de unas alcachofas cortadas en lonchas finas y salteadas, le dan un punto muy bueno, la crema es dulzona y la alcachofa también, pero los sabores son muy distintos y combinan perfectamente.

Además, la alcachofa es una de mis hortalizas favoritas y cuando es temporada, me gusta incorporarla a muchos platos.

La calabaza tiene beneficios excepcionales para nuestra salud y bienestar, es rica en vitaminas C y E y en provitamina A, (betacaroteno). Al igual que el tomate, proporciona licopeno y también contiene vitaminas del grupo B. Rica en minerales como magnesio, fósforo, potasio, hierro y zinc.

 

Las semillas de calabaza son ricas en zinc y contienen triptófano, que favorece la relajación del sistema nervioso.

 

No hay que olvidarse de sus semillas, que además de ser deliciosas, y aportar esa textura crujiente a la crema, son ricas en zinc y contienen triptófano, una sustancia que ayuda a relajarse y favorece el sueño, así que tomarlas por la noche es una buena idea.

 

crema de calabaza y alcachofas

 

De las propiedades organolépticas de la calabaza no es necesario hablar mucho, ya todos sabemos que se caracteriza por su sabor dulce y su textura suave, casi aterciopelada, diría yo.

Cuesta de creer que se pueda conseguir una textura tan delicada sin usar nata ni crema de leche, sólo con un poco de leche de vaca convencional o con leche de almendra. La untuosidad la proporciona la propia calabaza y no necesita de ninguna grasa extra.

 

Cena alimentos fáciles de digerir, ayuda a tu sistema digestivo, no le pongas las cosas difíciles, te sentirás mejor y descansarás correctamente.

 

Por eso este plato es saludable y adecuado para la hora de la cena, te proporciona bienestar y tranquilidad, y lo más importante, te asegura una buena digestión, a la mañana siguiente no te acordarás de qué cenaste, no sé si os pasa, pero odio levantarme con el recuerdo de la cena anterior, es muy mala señal, significa que tu cuerpo ha estado luchando para digerir eso que comiste y bebiste y después de muchas horas no ha podido superarlo.

Con mis recetas siempre trato de evitar esa situación, tanto a mediodía como por la noche, no soporto las malas digestiones, no maltrates a tu cuerpo, cuídate, come saludablemente y vivirás mejor.

crema de calabaza y alcachofas

El otro ingrediente importante en este plato son las alcachofas, se trata de una hortaliza que tiene también propiedades y beneficios interesantes para nuestra salud.

La alcachofa es muy diurética y tiene un efecto hepatoprotector, esto se debe a la luteolina, un flavonoide que es antioxidante y que promueve el metabolismo de los carbohidratos, también se ha estudiado su poder antiinflamatorio.

Lo cierto es que las alcachofas son ricas en vitaminas A y C, y ricas en fibra, como parte de dicha fibra, contienen inulina, que ejerce una función diurética y laxante.

Las alcachofas favorecen la eliminación de toxinas y la función hepática, son muy diuréticas.

 

Y después de conocer algunas de las propiedades destacadas de estos alimentos y de ver qué fácil es prepararlos para nutrirte con ellos, sólo queda que te apuntes la receta y la prepares en casa, te va a encantar.

Yo la preparé un día cualquiera para cenar, improvisando con lo que tenía por casa, pero si estás diseñando algún menú especial para estas fiestas, ten en cuenta esta crema porque es un entrante delicioso.

La crema de calabaza con alcachofas es perfecta para dar comienzo a un menú festivo, combina muy bien con carne y con pescado y se puede preparar con antelación, sólo tendrías que saltear las alcachofas al momento, calentar y servir.

Espero que te haya gustado la receta y que te animes a prepararla, si lo haces, cuéntamelo en los comentarios. 😉

 

Si te ha gustado esta receta, puede que también estés interesada en las siguientes:

 

 

crema de calabaza y alcachofa
5 de 2 votos
Imprimir

Crema de calabaza con alcachofas

La crema de calabaza es un clásico de los meses de otoño e invierno, una receta reconfortante favorece tu bienestar, rica en vitaminas y de fácil digestión.

Plato CREMA
Cocina española
Keyword alcachofa, calabaza, semillas
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 35 minutos
Raciones 2 raciones
Calorías 303 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 500 gramos calabaza cocida al vapor
  • 3/4 taza leche de vaca (o leche de almendras)
  • 3/4 taza caldo de pollo (o caldo vegetal)
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1 cda aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca sal marina
  • 1 pizca pimienta blanca molida
  • 1 alcachofa
  • 1/2 cda semillas de calabaza y girasol

Elaboración paso a paso

  1. En una olla, añade el aceite y sofríe la cebolleta cortada en juliana y el ajo, sazona con un poco de sal.

  2. Añade la calabaza previamente cocinada al vapor o cruda, cortada en cubos, dale unas cuantas vueltas.

  3. Es hora de poner el caldo y la leche, llévalo a ebullición y deja cocer 10 minutos si la calabaza ya estaba precocida y 20 si estaba cruda.

  4. Sazona con sal y pimienta a tu gusto. La cúrcuma también le va bien y ayuda a potenciar el color de la crema, si te gusta puedes añadir una pizca. (Yo no le puse esta vez y el color es igualmente espectacular).

  5. Tritura bien todos los ingredientes. Es conveniente tener un poco de caldo extra, por si te queda muy espesa poder aclararla un poco. En ese caso, debes probarla de nuevo y ajustar la sal y pimienta. 

  6. Reserva la crema.

  7. Limpia la alcachofa y córtala en lonchas finas, si quieres tener este trabajo hecho con antelación, puedes guardar las alcachofas limpias en agua con limón, para evitar que se oxiden.

  8. En una sartén saltea las lonchas de alcachofa con unas gotitas de aceite de oliva. Del mismo modo, saltea también las semillas.

  9. Sirve la crema, pon en el medio las alcachofas y alrededor las semillas. Acaba con un poco de sal en escamas. ¡Disfruta!

Información Nutricional
Crema de calabaza con alcachofas
Cantidad por ración
Calorías 303 Derivadas de grasas 99
% del valor diario recomendado*
Grasas Totales 11g 17%
Grasas saturadas 3g 15%
Colesterol 9mg 3%
Sodio 454mg 19%
Potasio 1408mg 40%
Hidratos de Carbono 46g 15%
Fibra Alimentaria 9g 36%
Azúcares 13g
Proteinas 9g 18%
Vitamina A 534.5%
Vitamina C 85.7%
Calcio 27%
Hierro 17.1%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.

 

 

 

 



2 pensamientos sobre “Crema de calabaza con alcachofas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español