Compota de higos sin azúcar

Compota de higos sin azúcar
Compartir...

 

Este verano la higuera de mi jardín ha decidido regalarme unos cuantos kilos de higos, ante tal situación no he tenido más remedio que preparar varias recetas en las que este delicioso fruto es el ingrediente principal, en esta entrada te voy a enseñar cómo preparar una sabrosa compota de higos sin azúcar, aromatizada con canela y vainilla, sin añadir azúcar, con el sabor del higo como único protagonista.

 

compota de higos sin azúcar

 

Podrás usar esta compota en otras preparaciones o tomarla como si fuera una mermelada, sobre una loncha de bizcochito de almendra o sobre una base de galleta también hecha con almendra, con un poco de mantequilla está deliciosa.

En una tabla de quesos es ideal para acompañar, dando el contrapunto dulce a los sabores fuertes del queso de cabra, del azul o de cualquier queso curado, pero al mismo tiempo combina muy bien con el requesón, con queso fresco, yogur griego o con mascarpone.

El higo es un fruto con muchas propiedades beneficiosas, sabroso y saludable, todo un clásico de los meses de verano y otoño.

 

Si preparas compotas caseras sin azúcar con tus frutas favoritas, evitas tomar las mermeladas comerciales llenas de azúcares y otros ingredientes indeseados.

 

Te voy a dar ideas para que saques partido a este fruto, es muy perecedero, se estropea enseguida una vez cosechado y la manera más habitual de consumirlo es tal cual, de hecho, no existen muchas recetas tradicionales que lo incluyan, pero no es difícil integrarlo en muchos platos, ya sean dulces o salados, (a mi me gustan mucho en ensaladas).

También se suelen tomar secos, el problema de los higos desecados es que su porcentaje de azúcares es mucho más alto, contienen 47.2 gr de azúcares por cada 100 gr de producto, frente a los 16.26 gr por cada 100 gr de los higos frescos, sin duda es preferible consumir los higos frescos.

Una de sus principales características es que son muy digestivos, esto se debe a que son ricos en una sustancia llamada cradina y además contienen mucha fibra.

 

compota de higos sin azúcar

 

Para preparar esta compota de higos sin azúcar sólo necesitas una buena cantidad de higos frescos, una rama de canela, una de vainilla, un chorrito de zumo de limón y agua. Se cuece todo durante 25 minutos a fuego moderado, se retiran las especias y se tritura.

Envasa la compota en tarros de cristal y deja que se enfríe, guarda en el frigorífico. Cuando la compota haya reposado los sabores se habrán mezclado y ya se puede disfrutar.

En el desayuno sobre una tostada o bizcocho, con mantequilla o sin ella. En la comida para acompañar una carne, por ejemplo, un solomillo de cerdo.

 

La compota de higos sin azúcar es perfecta en el desayuno sustituyendo a la mermelada de siempre, combina muy bien con yogur griego, con quesos y en platos de carne.

 

Incluye esta compota en tu tabla de quesos, con queso de cabra es una delicia, presenta tu selección de quesos, corta unos cuantos higos frescos y añade un pequeño bol con la compota de higos sin azúcar, ¡espectacular!.

Para el postre puedes preparar una tarta de higos, un helado de yogur con higos y compota o una gelatina de higos, ¡hay muchas posibilidades!.

Y en el aperitivo… ¿por qué no preparar unos canapés con una basa saludable, un poco de compota de higos sin azúcar y queso de cabra?, prueba, te va a encantar.

 

compota de higos sin azúcar

 

Propiedades y beneficios del higo:

  • Muy digestivos, contienen cradina.
  • Son ricos en fibra lo que ayuda el tránsito intestinal.
  • Contienen ácido cítrico, málico y acético.
  • Ricos en potasio, magnesio y calcio.
  • Contienen vitaminas A, B1, B2, B3 Y C.
  • El 80% es agua.
  • Y destacan por su alto contenido en hidratos de carbono: fructosa, sacarosa y glucosa. Lo cual hace que deban tomarse con moderación.

 

compota de higos

Los higos destacan por su alto contenido en fibra, pero son muy ricos en azúcares, así que sé prudente a la hora de consumirlos.

 

Porqué me gusta tanto esta receta:

  • Porque sustituye a la mermelada convencional, a pesar de que los higos son ricos en azúcares, tomándola con moderación es mucho más saludable que cualquier mermelada tradicional.
  • Se puede usar en muchas preparaciones, en casa la tomamos en el desayuno, en el postre (en tartas y helados), con quesos y en platos de carne.
  • Es muy fácil de preparar, sólo necesitas 6 ingredientes.
  • Tiene mucha fibra.
  • Es muy digestiva.

 

Puedes incluir esta compota de higos sin azúcar en otras preparaciones, como por ejemplo en una tarta o bizcocho.

 

Usos que se le puede dar a la compota de higos sin azúcar:

  • Desayuno: para sustituir la mermelada de siempre, para tomar con yogur o en un açai bowl con chía y otras frutas.
  • Aperitivo: en canapés con queso de cabra o con algún paté, con foie es una delicia.
  • Comida/cena: en una ensalada de rúcula con nueces y queso de cabra, añade higos frescos y unos toques de compota, también la puedes añadir a la vinagreta. Como acompañamiento de una carne.
  • Postre: prepara un helado casero con yogur griego y compota de higos sin azúcar, tambien puedes hacer un bizcocho de almendra como base y montar la tarta con mascarpone, compota de higos e higos frescos, tus comensales alucinarán.

 

Estas son sólo algunas ideas, pero hay muchas más, espero que te animes a prepararla, no te olvides de obtener la receta más abajo, y no te olvides de disfrutar. 😉

Si te ha gustado esta receta, puede que también te interese cómo hacer:

compota de higos sin azúcar
5 de 1 voto
Imprimir

Compota de higos sin azúcar

Aprende a preparar una compota de higos sin azúcar, ideal para sustituir la mermelada convencional, receta fácil y saludable.

Plato Básicos, Compota
Cocina Mediterranea
Keyword compota, higo, sin azúcar
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Tiempo total 40 minutos
Raciones 10 raciones
Calorías 56 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 750 gramos higos frescos partidos en cuartos
  • 400 ml agua
  • 1 rama de canela
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita zumo de limón

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que debes hacer es lavar los higos y partirlos en cuartos, no es necesario pelarlos, consumirlos con la piel nos aporta mucha más fibra.

  2. Échalos en una olla mediana, añade el agua.

  3. Abre la vaina de vainilla y extrae las semillas con mucho cuidado, añádelas a la olla, añade también la rama de canela y el zumo de 1/4 de limón.

  4. Enciende el fuego y cuando empiece a hervir bájalo y deja cocer durante 25-30 minutos.

  5. Pasado ese tiempo, retira la rama de canela y la vaina de la vainilla, tritura y envasa en botes de cristal, cierra y deja enfriar a temperatura ambiente.

  6. Guarda los botes de compota en la nevera, se van a conservar sin problemas al menos una semana.

  7. Deja volar tu imaginación y úsala en tus recetas, está riquísima, te sorprenderá.

Información Nutricional
Compota de higos sin azúcar
Cantidad por ración
Calorías 56
% del valor diario recomendado*
Sodio 2mg0%
Potasio 174mg5%
Carbohydrates 14g5%
Fiber 2g8%
Azúcar 12g13%
Vitamina A 105IU2%
Vitamina C 1.5mg2%
Calcio 31mg3%
Hierro 0.3mg2%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.

 

 

 

 

 



4 pensamientos sobre “Compota de higos sin azúcar”

    • Gracias Ana, las compotas a partir de fruta fresca me encantan, pero esta especialmente, como dices, si los higos están en su punto queda deliciosa sin necesidad de azúcar o edulcorantes. Saludos y gracias por comentar.

    • Hola Clo, perdona que haya tardado tanto en contestarte, me has pillado estos días fuera de casa.
      Contestando a tu pregunta, claro que se puede hacer conserva, para ello debes tener una serie de precauciones y seguir los pasos adecuados, es bastante fácil. Lo primero es esterilizar los botes de vidrio donde vayas a hacer la conserva, debes hervirlos durante 15 minutos en agua y dejar que se sequen bien. Cuando tengas la compota hecha, rellena los botes procurando que no quede aire en su interior, debes ir “apretando” la compota con una cuchara para eliminar las burbujas de aire, llenarlos hasta arriba y cerrar bien. Cuando tengas toda tu compota envasada, debes introducir todos los botes en una olla con agua hirviendo durante 30 minutos, (baño maría). Pasado ese tiempo, los dejas enfriar a temperatura ambiente y los guardas en un lugar fresco, seco y oscuro. Si esta técnica se hace bien, la compota en conserva tiene una duración estimada de un año. Si a alguno de los botes le entrara aire, podría estropearse, por eso hay que fijarse bien cada vez que se abre un bote y asegurarse de que está en buen estado. Una vez abierta, la compota puedes guardarla en la nevera durante una semana. Espero haberte ayudado, un saludo y muchas gracias por tu comentario. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español