Compota de calabaza sin azúcar

Compota de calabaza sin azúcar
Compartir...

La compota de calabaza sin azúcar, no es más que un puré de calabaza cocida al que no le añado azúcar, sólo especias para darle aroma y sabor, es una elaboración básica que podríamos llamar de “fondo de despensa”.

Se puede consumir tal cual, olvídate de las mermeladas de siempre, esta compota de calabaza casera sin azúcar es perfecta en el desayuno, o acompañando yogur, queso, requesón, ¡te sorprenderá!.

 

Desayuna con compota de calabaza sin azúcar y olvídate de las mermeladas ricas en azúcares.

 

También se puede usar para acompañar otros platos, puede ser en el desayuno como te decía, con yogur o un pudin de avena, en la comida, acompañando carne o en una ensalada con algún queso fuerte, roquefort, cabra, también queda genial en un postre con otras frutas y una base de yogur de coco, tiene mil posibles usos.

Pero el principal uso que yo le doy es como un ingrediente más de otras recetas.

 

compota de calabaza sin azúcar

 

Te daré algunos ejemplos, como ingrediente en la masa de una tarta de calabaza y chocolate, en un bizcocho, en unas tortitas para el desayuno o en un pudin de calabaza y coco como este.

Para que lo entiendas mejor, cualquier compota de fruta casera sin azúcar es un ingrediente ideal en una masa de bizcocho, en un pudin, ¿sabes por qué?, porque le aporta el dulzor natural de esa fruta, lo cual hace que no necesites añadir ningún endulzante, y por supuesto nos facilita evitar el azúcar.

 

Si quieres endulzar una masa y no añadir azúcar ni edulcorantes, la compota de fruta casera es la solución.

 

Presta atención porque una preparación que lleva compota de fruta casera, lleva azúcar, pero se trata única y exclusivamente del azúcar natural de la fruta, lo cual la hace mucho más saludable y apta también para diabéticos. Es la manera más sana de endulzar una masa.

Si nuestra intención es preparar un bizcocho, unos muffins o una masa sin nada de azúcar y sin necesidad de añadir ningún edulcorante, a la hora de elegir la fruta para hacer la compota deberemos elegir las más dulces.

Las frutas más dulces para preparar una compota casera sin azúcar son la calabaza, el mango, el melocotón y los higos.

En cambio las compotas de otras frutas como la manzana o las ciruelas no resultan tan dulces.

En algunas recetas, por ejemplo para una tarta, no es necesario preparar la compota o puré, hay una forma más sencilla y rápida que consiste en cocerla al horno, (30 minutos a 180º), dejarla enfríar y machacarla con un tenedor antes de incorporarla a la masa.

Pero a mi me gusta más preparar la compota y después usarla como ingrediente para la masa, de esa forma tiene más sabor y aporta más aromas. Sin duda le da riqueza al resultado final.

 

La compota de calabaza sin azúcar aporta sabor y aromas a las masas.

 

¿Qué necesitas para preparar la compota de calabaza?

Ingredientes:

  • Calabaza
  • Canela
  • Vainilla natural
  • Jugo de limón
  • Agua mineral

 

compota de calabaza sin azúcar

 

Elaboración:

Para preparar el puré de calabaza casero sin azúcar aromatizado, tenemos que pelar y trocear la calabaza, la ponemos en una olla mediana junto con la rama de canela, sacamos las semillas de la vaina de vainilla y las añadimos también, para un extra de sabor añade también la vaina, deja cocer a fuego medio al menos durante 35 minutos o hasta que la calabaza esté blanda. Cuando esté cocida aplástala con un tenedor, si prefieres una textura más fina, tritúrala con la batidora, pero recuerda retirar antes la rama de canela y la vaina de vainilla.

En este punto, se puede añadir un espesante si nos interesa usarla para tomar en el desayuno sustituyendo la mermelada de siempre o si queremos darle más textura para tomarla tal cual.

 

Puedes espesar tu compota con agar agar, con psyllium o añadiendo un poquito de almidón de yuca.

 

A mi me gusta añadir agar agar, el agar agar es un espesante y gelatinizante vegetal, procedente de un alga, nos permite dar textura y cuerpo a la compota, pero si vas a usarla como ingrediente de una masa, no necesitas añadir nada.

A la hora de preparar una tarta o muffins, la diferencia fundamental es que si haces una compota, al incorporar agua a la cocción, el resultado será más líquido, en cambio si la cocinamos al horno, trituras la pulpa de la calabaza y lo que obtienes es sólo calabaza, queda más espeso.

Esto implica que a la hora de hacer la masa de la tarta necesitarás cantidades distintas de harina de almendra y coco para obtener la consistencia deseada, para la compota deberás añadir más ingredientes secos, con el puré de calabaza al horno machacada, menos.

 

Propiedades y beneficios de la calabaza para nuestra salud:

  • Se compone principalmente de agua.
  • Rica en fibra.
  • Bajo contenido en hidratos de carbono.
  • Baja en calorías.
  • Rica en beta-caroteno (provitamina A) y en vitamina C.
  • También contiene vitamina E, B1, B2, B3 y B6.
  • Contiene folatos.
  • Rica en potasio y contiene fósforo y magnesio.

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Es un “fondo de despensa”, una elaboración que viene bien tener.
  • Es una receta fácil y rápida.
  • Se puede hacer conserva, y guardarla durante varios meses.
  • No necesita azúcar ni edulcorantes.
  • Solo necesitas 4 ingredientes.

 

Si te ha gustado esta receta, puede que también te interese:

compota de calabaza sin azúcar
5 de 1 voto
Imprimir

COMPOTA DE CALABAZA SIN AZÚCAR

Aprende a preparar una compota de calabaza casera sin azúcar y descubre todas sus posibilidades, tómala tal cual, úsala para endulzar masas, es una delicia.

Plato Compota, Desayuno
Cocina CASERA
Keyword calabaza, compota
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 45 minutos
Raciones 8 raciones
Calorías 34 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 1 kg calabaza
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 rama de canela
  • 200 ml agua (esta cantidad corresponde a una taza y media, y es aproximada, dependerá del tipo de calabaza y su contenido en agua)
  • 1 cda jugo de limón (el zumo de medio limón, sin pulpa)
  • 1/4 cucharadita esencia de vainilla (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. En primer lugar hay que pelar la calabaza, retirar todas las semillas y cortarla en dados.

    compota de calabaza sin azúcar
  2. Pon la calabaza en una olla, añade el jugo de limón, las especias y el agua. Las vainas de vainillas debes abrirlas para extraer todas las semillas y que den todo el sabor, deja las vainas también en la olla, aportarán más sabor.

    compota de calabaza
  3. Cocina durante 30-35 minutos, la calabaza debe estar blanda, y se tiene que poder machacar con un tenedor fácilmente.

    compota de calabaza
  4. Retira las vainas de vainilla y las ramas de canela, pica la calabaza a mano con el tenedor.

    compota de calabaza
  5. Ahora es el momento de envasarla, usa botes de vidrio con la tapa en perfecto estado, deben estar bien limpios, si pretendes hacer conserva, debes hervirlos 15 minutos para esterilizarlos.

  6. Rellena los botes sin dejar huecos, procurando sacar todas las burbujas de aire, cierra y deja enfríar boca abajo sobre la encimera hasta que estén a temperatura ambiente. Después guárdalos en el frigorífico, de esta forma se conservarán en perfecto estado unas 2 semanas.

    compota de calabaza sin azúcar
  7. Si quieres hacer conserva, sigue los pasos habituales para ello, te lo explico en las notas de la receta*.

  8. Usa tu compota casera sin azúcar como quieras, consúmela tal cual o añádela a otras recetas, está deliciosa.

Notas de la Receta

  • Cada ración corresponde a unos 100 gramos de compota.
  • La cantidad de agua dependerá de la variedad de calabaza, las de invierno con piel gruesa y rugosa son más secas, las de piel fina suelen tener mayor contenido de agua.
  • La cantidad de especias puede variar, con las que he puesto en la receta, la compota queda muy aromática.
  • Si te interesa obtener una compota más especiada, y pretendes usarla para hacer una tarta, puedes añadir también clavo, jengibre y nuez moscada que junto con la canela son las especias típicas de la tarta de calabaza.
  • *Cómo hacer conserva: Lo primero es esterilizar los botes de vidrio donde vayas a hacer la conserva, debes hervirlos durante
    15 minutos en agua y dejar que se sequen bien. Cuando tengas la compota
    hecha, rellena los botes procurando que no quede aire en su interior,
    debes ir “apretando” la compota con una cuchara para eliminar las
    burbujas de aire, llenarlos hasta arriba y cerrar bien. Cuando tengas
    toda tu compota envasada, debes introducir todos los botes en una olla
    con agua hirviendo durante 30 minutos, (baño maría). Pasado ese tiempo,
    los dejas enfriar a temperatura ambiente y los guardas en un lugar
    fresco, seco y oscuro. Si esta técnica se hace bien, la compota en
    conserva tiene una duración estimada de un año. Si a alguno de los botes
    le entrara aire, podría estropearse, por eso hay que fijarse bien cada
    vez que se abre un bote y asegurarse de que está en buen estado. Una vez
    abierta, la compota puedes guardarla en la nevera durante una semana.
Información Nutricional
COMPOTA DE CALABAZA SIN AZÚCAR
Cantidad por ración
Calorías 34 Derivadas de grasas 9
% del valor diario recomendado*
Fat 1g2%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 3mg0%
Potasio 425mg12%
Carbohydrates 9g3%
Fiber 1g4%
Azúcar 3g3%
Proteinas 1g2%
Vitamina A 10641IU213%
Vitamina C 11mg13%
Calcio 31mg3%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español