CÓMO HACER KIMCHI FÁCIL (RECETA)

CÓMO HACER KIMCHI FÁCIL (RECETA)
Compartir...

 

En esta entrada quiero enseñarte cómo hacer un kimchi fácil, sin complicarte demasiado, con ingredientes fáciles de conseguir.

El kimchi es el plato coreano más famoso y más internacional, puedes comer kimchi prácticamente en cualquier ciudad del mundo, es de sabor fuerte y picante, y se suele servir como guarnición para acompañar otros platos.

Hacer un kimchi en casa es relativamente sencillo, se trata de macerar col junto con otras hortalizas en una pasta que lleva ajos, jengibre, cayena, cebolleta y sémola de arroz.

 

El kimchi es col fermentada, con una pasta salada, picante y muy sabrosa.

 

La col se deja unas horas en salmuera para que se reblandezca y suelte agua, y después se enjauga y se mezcla con la pasta picante, se guarda en un recipiente a temperatura ambiente durante 48 horas, para que haga una primera fermentación.

La temperatura ideal para que el proceso se inicie es entre 18  y 20ºC, si hace más calor quizás con 24 horas de fermentación a temperatura ambiente sea suficiente.

A los dos días, verás que al presionar la col dentro del líquido de fermentación salen burbujitas, ¡enhorabuena! el proceso ha comenzado con éxito, ahora puedes guardarlo en el frigorífico para que siga fermentando.

 

kimchi

 

En qué consiste la fermentación láctica:

Los vegetales que son conservados en un medio salado, sufren un proceso de fermentación láctica, dicha fermentación se produce en el citoplasma de la célula y consiste en la degradación de glucosa para la obtención de energía metabólica y la producción de ácido láctico.

 

Cuando el kimchi fermenta, cambian sus características organolépticas y mejora su sabor.

 

Para que te sea más fácil de comprender, la fermentación descompone los monosacáridos, disacáridos, oligo-sacáridos y polisacáridos (almidones) del alimento en ácido láctico.

Descompone la glucosa, la fructosa y la galactosa (lo que conocemos como azúcares) del alimento a ácido láctico.

El ácido láctico hace que cualquier proceso de descomposición, (la aparición de microorganismos perniciosos), se detenga y por eso el alimento se conserva durante largos periodos de tiempo. Esto se debe a que baja el ph del medio, lo acidifica.

Todo este proceso se produce en un entorno anaerobio, es decir, sin oxígeno, por eso el alimento debe estar sumergido en el líquido de maceración en todo momento.

La bacterias responsables de este proceso se denominan bacterias ácido-lácticas.

En el caso concreto del kimchi, hace casi 20 años, se aisló la bacteria que, junto con otras bacterias ácido-lácticas (Streptococcus, Weissella y algunas especies de Lactobacillus), es responsable de darle las características organolépticas que tiene, se trata del Lactobacillus kimchii.

 

Es el plato más famoso de Corea y hay muchas recetas diferentes, yo te propongo este kimchi fácil.

 

Como te puedes imaginar, siendo el kimchi el plato más famoso de Corea, hay cientos de recetas y varían según la zona, en el norte se hace un kimchi más «aguado», con menos sal y menos cayena, sin mariscos.

En cambio, al sur del país, el kimchi se prepara con una salsa más densa y picante y además suele llevar marisco en salmuera o anchoas fermentadas y su jugo.

De la forma que prefieras, yo te animo a que lo pruebes, mi receta es muy sencilla, con ingredientes que tienes a tu alcance.

Una buena ideas es dedicar el fin de semana a prepararlo con tranquilidad, y después guardarlo durante semanas o meses para ir consumiéndolo poco a poco.

 

kimchi

 

Lo que más me gusta es ver cómo cambian los matices de su sabor a medida que pasan los días.

Es importante que pruebes la pasta cuando la estés haciendo para calibrar el nivel de picante, pero no te asustes si te parece muy fuerte al principio.

Cuando vaya fermentando, a medida que las bacterias vayan haciendo su trabajo, el sabor irá cambiando, surgirán nuevos matices, y será mucho más rico.

 

El kimchi aporta microorganismos vivos que mejoran la microbiota intestinal.

 

Beneficios del kimchi:

Al tratarse de un alimento fermentado, el kimchi tiene una serie de beneficios, fundamentalmente el aporte de microorganismos vivos que contribuyen a la mejora de nuestra microbiota intestinal.

Se considera un alimento adecuado en el tratamiento de enfermedades inflamatorias y se ha estudiado el poder de los Lactobacillus para combatir infecciones por hongos como Cándida.

  • Aporta ácido láctico.
  • Contiene vitamina C, A, B1 y B2.
  • Es una fuente de carotenos.
  • Aporta pocas calorías y es rico en agua.

También es destacable su alto contenido en sal, debido a que es fruto de un proceso de fermentación láctica en un medio salado, asegúrate de lavar bien la col después del primer paso, así controlarás mejor este punto.

 

Cómo consumir el kimchi:

  • Tal cual, sírvete una ración y disfrútalo.
  • Acompañado de quinoa o cualquier otro cereal integral de tu preferencia, (arroz, por ejemplo).
  • Añadiendo una porción a una sopa de tofu, o acompañado de tofu marinado y salteado.
  • Con una sopa de fideos.

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Porque, como todos los fermentados, es un alimento vivo que aporta una gran variedad de microorganismos.
  • Porque puedo controlar los ingredienetes y los tiempos de fermentación obteniendo resultados diferentes.
  • Aporta sabores y texturas diferentes a mis platos.
  • Se conserva durante mucho tiempo en el frigorífico, puede estar meses.
  • Se puede consumir solo o acompañado de otros alimentos, también se puede añadir a sopas y caldos.

 

Entradas relacionadas:

Si quieres más información, te dejo unos enlaces interesantes:

 

kimchi
5 de 1 voto
Imprimir

KIMCHI FÁCIL

Aprende a preparar un kimchi fácil, con ingredientes que están a tu alcance, un plato de sabor intenso, textura crujiente y muy saludable.

Plato Básicos, Conservas, Fermentados
Cocina Coreana
Keyword col, fermentados, Kimchi
Tiempo de preparación 7 horas
Tiempo total 7 horas
Raciones 12 raciones
Calorías 58 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

Para la base

  • 700 g col china (akusay) (1 unidad) Si no la encuentras, usa una col rizada o un repollo liso.
  • 1 taza sal marina gruesa (puede que no la uses toda)
  • 150 g nabo blanco (1 unidad grande)
  • 125 g zanahoria (2 unidades)
  • 100 g cebolleta La parte verde, los tallos

Para la pasta

  • 1/2 cda cayena molida (si no tienes cayena molida, añade entre 4 y 6 guindillas secas)
  • 1/2 cda pimentón picante (el toque spanish, totalmente opcional)
  • 4 cda salsa de soja (en la receta original se suele usar salsa de pescado coreana, pero si quieres una receta vegana, usa la de soja)
  • 1/2 taza arroz blanco cocido
  • 3 taza agua de cocción del arroz (cuece el arroz con agua salada, en la receta original de usa sémola de arroz)
  • 50 g ajo (3 dientes de ajo)
  • 50 g cebolleta (1 unidad)
  • 50 g jengibre fresco

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que debes hacer es lavar la col y cortarla en cuartos, si es muy grande, corta cada cuarto por la mitad, en sentido longitudinal. De esta manera, cuando el kimchi esté hecho, tendrás trozos grandes de col que podrás cortar como quieras para consumirlos.

    col
  2. Reparte la sal gruesa por toda la col, embadurna por fuera y pon sal entre las hojas, separa las hojas con cuidado y ve poniendo sal.

    Deja macerar la col con la sal durante unas 5-6 horas a temperatura ambiente.

  3. Pasado ese tiempo la col habrá perdido agua y se habrá reblandecido, es hora de enjuagarla para eliminar el exceso de sal.

  4. Ahora es el momento de cortar el resto de verduras, cuanto más finas mejor, también puedes rallarlas.

  5. Cuece el arroz redondo blanco en agua con sal durante 20 minutos, aproximadamente, y reserva.

  6. Por otro lado hacemos la pasta para el kimchi. En un robot de cocina añadimos los ajos, el jengibre fresco, la cebolleta, la cayena, el pimentón (opcional), la salsa de soja, el arroz cocido y el agua de cocción del arroz. Tritura bien.

  7. El siguiente paso es mezclar las verduras cortadas en juliana o ralladas con la pasta que acabamos de hacer y embadurnar la col. Hazlo con las manos y asegúrate de repartir la mezcla entre las hojas de la col.

    verduras kimchi
  8. La idea es que la col quede sumergida en líquido, por eso si ves que con la pasta que has hecho no es suficiente, haz más. Esto dependerá del tamaño de la col que uses.

  9. Pon la col bien embadurnada en la salsa dentro de botes de vidrio, o en un recipiente plano, preferiblemente de vidrio, tápalo y deja fermentar durante 48 horas a temperatura ambiente. Si es verano y hace mucho calor, con 24 horas puede ser suficiente, ve mirando cómo va, si al apretar la col dentro del líquido salen burbujas, ya está empezando a fermentar.

    kimchi
  10. Después de este primer paso, guarda el kimchi en el frigorífico, trata de que esté bien sumergido en el líquido, lo más fácil es conservarlo en botes de vidrio, poner una hoja de col en la capa superior y añadir algún elemento que ejerza presión, por ejemplo un trozo de nabo grande o un trozo de zanahoria. Si tienes recipientes especiales para fermentar, no necesitas hacer ningún truco de estos.

    kimchi
  11. Una vez tengas el kimchi en el frigorífico, el proceso de fermentación continuará, pero más lentamente, puedes conservarlo durante mucho tiempo, y observarás que a medida que pasan los días el sabor irá variando, las bacterias trabajan y van cambiando las características organolépticas de la mezcla.

    kimchi
Información Nutricional
KIMCHI FÁCIL
Cantidad por ración (100 g)
Calorías 58 Derivadas de grasas 9
% del valor diario recomendado*
Fat 1g2%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 9475mg412%
Potasio 169mg5%
Carbohydrates 13g4%
Fiber 1g4%
Azúcar 2g2%
Proteinas 2g4%
Vitamina A 1923IU38%
Vitamina C 8mg10%
Calcio 43mg4%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta





English Español