Cómo germinar lentejas en casa

Cómo germinar lentejas en casa
Compartir...

 

Has oído hablar de los germinados, pero te suena a chino, sabes que tienen propiedades beneficiosas, pero no sabes muy bien por qué, has leído que previenen enfermedades y fortalecen el sistema inmunológico.

Incluso has tenido ocasión de ver en algún vídeo de Youtube que las semillas están muy vivas y por eso son capaces de germinar en unas condiciones determinadas.

Si te suenan campanas, pero no sabes exactamente de dónde vienen sigue leyendo porque te voy a ayudar a entender mejor de qué va todo esto, además te voy a enseñar cómo germinar unas lentejas en casa y cómo usarlas en recetas fáciles para toda la familia.

Si quieres saber más sobre esto, a continuación te lo cuento de una manera muy sencilla.

 

Germinar, referido a un vegetal, significa comenzar a desarrollarse desde la semilla.

 

Qué significa germinar.

Según la RAE, Dicho de un vegetal: Comenzar a desarrollarse desde la semilla. Dicho de algo moral o abstracto: Brotar, crecer, desarrollarse.

Por lo tanto, como hablamos de vegetales, se refiere al desarrollo de una planta a partir de una semilla y cualquier semilla se puede germinar, y obtener de ella una nueva planta.

Algunas semillas son muy fáciles de germinar en casa, otras requieren más tiempo y cuidados, solo hay que aprender cómo proceder con cada una de ellas, ponerse a ello y tener un poco de paciencia.

Para que la germinación pueda llevarse a cabo, es necesario controlar algunas condiciones básicas, fundamentalmente la humedad, el oxígeno, la luz y la temperatura.

Cada semilla requiere de unas condiciones y cuidados distintos, las posibilidades son infinitas.

 

lentejas germinadas
Salteado de lentejas germinadas con verduras

 

Qué es una semilla:

Si de nuevo acudimos a la RAE, la segunda definición que nos da es:

Grano que en diversas formas produce las plantas y que al caer o ser sembrado produce nuevas plantas de la misma especie.

Por tanto está bien claro, las semillas son la parte de las plantas que aseguran la continuidad de la especie, es por eso que acumulan antinutrientes, la naturaleza las ha dotado de cierta toxicidad para no ser consumidas por los animales.

Además de sustancias tóxicas, para perpetuar la especie, las semillas cuentan también con inhibidores enzimáticos que las mantienen en un estado de “hibernación”, su función es impedir que germinen antes de tiempo.

Tanto las sustancias tóxicas como los inhibidores enzimáticos son los antinutrientes de los que te hablaba antes, y tanto unos como otros se eliminan o reducen con la germinación.

 

Germinar lentejas en casa es una manera fácil de aprender a germinar semillas. 

 

Qué beneficios tienen los germinados.

Los germinados tienen unos beneficios nutricionales muy interesantes,

  • Aumenta la concentración de nutrientes, más vitaminas y minerales.
  • Durante la germinación, se eliminan antinutrientes de las semillas, ya te hablé en esta entrada de qué son los antinutrientes.
  • Las semillas germinadas se digieren mucho mejor, mayor concentración de enzimas, fundamentales para una correcta digestión.
  • Mayor biodisponibilidad, nuestro cuerpo será más capaz de aprovechar los nutrientes de las semillas.

Además los germinados aportan un toque distinto a tus platos, nuevos sabores y nuevas texturas, algo a tener en cuenta cuando queremos comer bien, pero al mismo tiempo disfrutar.

 

Cómo germinar en casa.

Hay diferentes métodos caseros para germinar semillas, en bote de vidrio, en bolsa de lino, o en bandeja germinadora.

Yo te propongo un método aún más simple, el del colador, no necesitas comprar ningún utensilio, puedes usar lo que tienes en casa.

La forma más sencilla de empezar es con semillas que germinan de manera fácil, por ejemplo lentejas, alfalfa o fenogreco, después puedes lanzarte a cultivar otros brotes y a germinar lino, sésamo, etc.

Para mostrarte el proceso más básico he decidido empezar por las lentejas, que germinan en poco tiempo, en unas condiciones de humedad y temperatura que puedes recrear fácilmente en tu cocina.

Las lentejas germinadas son más digestivas, tienen una mayor concentración de enzimas y nutrientes

 

Ejemplo práctico: Lentejas germinadas.

Germinar lentejas en casa es una de las maneras más sencillas de adentrarse en este mundo, las lentejas germinan con facilidad, puedes darles desde 3 hasta 5 días, dependiendo de cómo quieras tus brotes.

Cuando consumas las lentejas germinadas te darás cuenta de que no producen flatulencias, de que se digieren mucho más rápido, a tu cuerpo le cuesta menos y de que tienen un sabor diferente al de las lentejas remojadas y cocidas sin más.

Las lentejas germinadas tienen una textura crujiente que aporta otro toque a tus ensaladas y salteados, son fáciles de conservar y además, muy bonitas.

Las puedes tomar tal cual, lavándolas bien, o las puedes escaldar para asegurarte de que son seguras y para que se reblandezca un poco.

Si decides darles una cocción rápida, que no sean más de 3 minutos, cuanto menos tiempo mejor, para evitar la pérdida de nutrientes.

Pasos a seguir:

  1. Lava las lentejas secas y déjalas en remojo durante 8-10 horas.
  2. Pasado ese tiempo, retira el agua, vuelve a lavarlas con agua filtrada, ponlas en un colador fino sobre un plato y tápalas con un paño de algodón. Déjalas sobre el banco de tu cocina, a temperatura ambiente.
  3. Después de 4 horas remoja las lentejas en el colador, deja que escurran y vuelve a ponerlas sobre el plato, tapadas con el paño de algodón.
  4. Debes repetir esta operación durante al menos 3 días. Mojando las lentejas cada 4 horas durante el día y justo antes de irte a dormir, cuando te levantes las remojas de nuevo y sigues igual.
  5. Pasadas 2 noches y 3 días, ya verás los brotes bastante crecidos, puedes consumirlas así, pero lo ideal es seguir un par de días más.
  6. Después de 4 noches, tu lentejas ya están germinadas, llenas de nutrientes y enzimas, listas para consumir.

 

lentejas germinadas
Proceso de germinación: Día 1, día 2, día 3, día 4.

En 4 noches y 5 días tendrás tus lentejas germinadas, sé paciente.

 

Qué ventajas tiene hacer tus propios germinados:

  • Mejora la salud.
  • Mejora las propiedades nutricionales del alimento.
  • Te aporta satisfacción personal.
  • Se trata de un proceso natural muy mágico.

 

lentejas germinadas
Salteado de lentejas germinadas con champiñones y cebolla

 

Cómo usar las lentejas germinadas en la cocina:

Una vez tengas tus lentejas germinadas, guárdalas en un recipiente cerrado dentro del frigorífico, se mantienen en buen estado hasta una semana, lo único que debes hacer es lavarlos y escurrirlos bien antes de consumirlos.

A mi me encanta preparar salteados de verduras y añadir los germinados al plato, es una manera fabulosa de enriquecerlos, con un buen aliño tienes un plato excelente, esta es una forma fácil de tomarlos, pero hay más opciones.

Lo más habitual es añadir los germinados a una ensalada, especialmente en verano, al igual que con las verduras, los germinados enriquecen el plato, le dan valor nutricional y aportan texturas y sabores diferentes.

 

En una ensalada, en un salteado o en un guiso, consume tus lentejas germinadas como más te guste.

 

Pero también puedes hacer un guiso con verduras y añadir las lentejas germinadas en el último momento, recuerda que una vez germinadas no debes cocinarlas durante mucho tiempo, pueden consumirse tal cual o tras un escaldado de menos de 3 minutos, (con 1 minuto es suficiente).

Si a ese guiso le añades algún cereal, estarías haciendo un ejercicio de complementación proteica, es decir, al unir legumbres y cereales, formas una proteína completa, esto te lo expliqué en esta entrada.

Además me encanta añadir semillas de lino, de sésamo, de amapola, dan un puntito crujiente y aportan valor nutricional.

¿Te animas a probar?, no lo dudes, adéntrate en el mundo de los germinados, empieza con las lentejas que son muy fáciles de germinar, y poco a poco ve ampliando el espectro. Yo estaré aquí para ayudarte.

¡Tu salud te lo agradecerá! 😉

 

Recetas con lentejas germinadas:

Entradas relacionadas:

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español