COMO CONGELAR AGUACATES

COMO CONGELAR AGUACATES
Compartir...

 

Si tienes aguacates de sobra en casa, si ves que no los vas a poder consumir, si ya no te quedan amigos a quien regalarles tus excedentes aguacateros, aprende cómo congelar aguacates y no tener que desperdiciar ni uno.

Y es que a veces por circunstancias se nos llena la cocina de algún producto en concreto y no podemos hacerle frente.

Esto suele ocurrir cuando tenemos nuestra propia cosecha o alguien muy cercano la tiene y nos regala sus frutos con todo el cariño del mundo.

Al principio es una maravilla, pero cuando ya no sabes cómo darles salida, tienes que buscar soluciones para no tirar nada.

Aprende a congelar aguacates, te será útil cuando se te acumulen en casa.

 

También es posible que los hayas comprado para hacer una receta y al final hayas cambiado de planes, sea como sea, sigue leyendo porque esto te va a interesar.

A mi me molesta mucho tener que tirar comida, no lo soporto, me parece una insensatez y siempre hago todo lo posible por aprovecharlo todo.

En esta entrada quiero enseñarte cómo congelar aguacates para que puedas usarlos en otro momento y no tengas que tirarlos.

 

congelar aguacates

 

Sé lo que estás pensando y en parte tienes razón, los aguacates previamente congelados pierden algo de color y su textura cambia un poco, pero eso solo lo notarías si pretendieras ponerlos sobre una tostada o adornar algún plato con ellos.

Lo mejor para aprovechar los aguacates previamente congelados es usarlos en otras preparaciones, especialmente en salsas.

Son ideales para hacer guacamole, dips con aguacate, o salsas, también se pueden usar para hacer uno de esos brownies saludables, o un mousse con cacao.

 

Los aguacates congelados son perfectos para preparar un guacamole casero fácil y rápido.

 

Sí, es verdad, una vez congelados no volverán a tener ese aspecto fresco y terso ni su perfecto color verde claro y luminoso, pero van a seguir siendo perfectamente válidos para preparar una salsa o para añadirlos a un bol o ensalada en trocitos.

Así que no lo dudes, si alguna vez te pasa, no dejes que tus aguacates se estropeen, congelarlos es muy fácil y te pueden durar unos cuantos meses, les puedes dar uso poco a poco sin prisa y aprovecharlos todos.

 

¿Como preparo los aguacates para congelarlos?

Hay diferentes opciones, yo te voy a explicar la que más me gusta y que además es la más sencilla.

Lo primero que debes hacer es exprimir un limón y colar el zumo para que no quede pulpa, prepara un pincel de cocina y reserva.

A continuación, abre los aguacates por la mitad, retira el hueso y saca las dos mitades enteras con la ayuda de una cuchara sopera.

Una vez tengas las mitades en un plato, pincela cada mitad con el jugo de limón, este paso es muy importante, si no lo haces se oxidarán y se oscurecerán.

No te preocupes por el sabor, ese punto ácido le va muy bien, sin importar para qué lo usarás a posteriori.

Para envasarlos puedes ponerlos en una bolsa con cierre zip, las típicas bolsas para congelar alimentos, o puedes ponerlos de manera ordenada en una fiambrera, yo lo suelo hacer de ambas formas y las dos son muy válidas.

 

Para congelar aguacates lo mejor es partirlos en mitades enteras, se conservarán mejor.

 

Debes procurar que las mitades queden ordenadas, sin amontonarse, así será más fácil sacar solo la cantidad que necesites.

Hay quien, después de pelarlos, corta los aguacates en trocitos y los congela así, yo prefiero las mitades enteras porque se mantienen mejor.

Cuanto más aumentes las superficie del producto, más posibilidades hay de que se estropee y de que se formen cristales durante la congelación.

También hay quien los machaca y los mete en una bolsa para congelarlos, a mi no me convence esa técnica, es más probable la formación de cristales de agua y la decoloración de la pulpa.

 

¿Qué ventajas tiene congelar los aguacates?

  • No desperdiciar ninguno.
  • Tener siempre aguacate fresco para otras preparaciones.
  • Poder improvisar una receta con aguacate en cualquier momento, un guacamole, por ejemplo.
  • Dejar espacio libre en la nevera para otras frutas y verduras.
  • Disfrutar del aguacate cuando el árbol deje de producir.

 

Algunas recetas con aguacate que te pueden interesar:

 

Espero que esta entrada te ayude en la organización de tu despensa y contribuya, en la medida de lo posible, a evitar el desperdicio de comida.

Saludos y abrazos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


English Español