CALDO DE HUESOS FÁCIL

CALDO DE HUESOS FÁCIL
Compartir...

 

 

Estamos en invierno, así que aprende a preparar un caldo de huesos fácil, a mi me encanta tomar una taza de caldo antes de la cena o de la comida, es reconfortante y ayuda a calmar el apetito.

En mi casa siempre se ha preparado el típico caldo de pollo, lo recuerdo como algo habitual durante el invierno, y yo lo he seguido haciendo en mi casa.

Cuando tienes niños es un recurso comodísimo porque un plato de sopa con fideos y pollo desmigado les encanta y es una cena fácil y rápida.

Cuando supe que tenía diabetes gestacional, allá por el año 2010, me interesé mucho por las dietas «low carb» y entre ellas por la dieta Paleolítica, que aunque su nombre chirríe un poco, se llama así y no sé cómo llamarla de otra manera.

En esta entrada puedes aprender un poco más sobre esta dieta y saber en qué consiste.

 

El caldo de huesos es un alimento con una alta densidad nutricional.

 

En la dieta paleo, una de las recetas estrella es el caldo de huesos, que se prepara precisamente con la finalidad de extraer todos los nutrientes de estos y poder beneficiarnos de ellos de una forma fácil y deliciosa.

Para ello, se hace una cocción muy larga a baja temperatura hasta obtener un caldo sabroso, de alta densidad nutricional, rico en colágeno,

Se puede hacer con huesos de ternera, o se puede hacer una combinación con huesos de ave, cordero, ternera, cerdo, etc.

caldo de huesos

 

Lo mejor del caldo de huesos es su densidad nutricional, todo lo que se consigue extraer de los huesos como consecuencia de ese largo periodo de tiempo cociendo a baja temperatura es como una medicina para nuestro cuerpo.

Hay dos cosas muy importantes a la hora de preparar esta receta, la cocción larga a fuego lento y el uso de vinagre.

 

El vinagre es un ingrediente que no debes omitir, no notarás su sabor en el resultado final, pero ayudará a extraer los minerales de los huesos.

 

Puede que este último detalle te sorprenda, es verdad que cuando se prepara un caldo de pollo de los de siempre, no se añade vinagre, pero en este caso es un paso que no debes omitir.

El vinagre es el responsable de facilitar la extracción de los nutrientes de los huesos y no vale con añadir el vinagre mientras se hace el caldo, hay que añadirlo al principio, en frío, y dejar reposar durante 30 minutos antes de encender el fuego.

Usa un vinagre suave, el ideal es el de sidra de manzana o de manzana sin más.

Lo bueno de esta receta es que es abierta, yo te doy una lista de ingredientes que corresponde con cómo lo suelo hacer yo, pero puedes cambiarlos.

Puedes elegir los huesos que quieras, los que haya disponibles en tu carnicería habitual, puedes añadir los huesos de un asado anterior, de pollo, de cordero, etc.

Además puedes variar las especias, yo suelo usar cúrcuma, jengibre, cebolla en polvo, ajo, laurel, le dan un toque muy especial al caldo, pero se pueden poner semillas de cilantro, de comino, las posibilidades son muchas.

Igual te parece que una cocción de más de 12 horas es una barbaridad, que te resulta tedioso y difícil hacerlo, yo te digo que no, que sólo debes organizarte y premeditar cuándo lo vas a hacer.

 

Para obtener un buen caldo es necesaria una cocción larga a fuego lento.

 

Un momento estupendo para hacer esta receta es durante el fin de semana, por ejemplo un domingo, haces la compra el sábado, y a primera hora del domingo lo preparas y lo pones a cocer, si enciendes el fuego a las 9 y lo apagas a las 23 son 14 horas de cocción.

No es necesario que estés todo el día en casa, ten en cuenta que lo vas a cocinar a fuego muy bajo, solo deberás subir el fuego al principio, para que empiece a hervir, después hay que bajarlo.

Se trata de que no deje de hervir en ningún momento, pero sólo debe hacer un «chup-chup» suave, de tal forma que casi ni se aprecien las burbujitas en la superficie.

Te doy en ejemplo, yo tengo una placa de inducción, después de haber llevado el caldo a ebullición, lo bajé progresivamente hasta el nivel 2 y con eso fue suficiente, así se quedó las 17 horas que lo tuve cociendo.

 

Esta receta te ayuda a organizarte, es un ejemplo de cómo optimizar recursos y esfuerzos en la cocina.

 

Si lo preparas durante el fin de semana, tienes otra ventaja, lo tienes para el resto de la semana, puedes refrigerarlo para hacer sopas, purés, tomarlo como un consomé, también puedes congelarlo en porciones y usarlo para hacer salsas y fondos de carne.

Esta receta es un «fondo de despensa» que te sacará de muchos apuros, es una excelente base para otras recetas.

Una vez apagado el fuego hay que dejar que enfríe, primero a temperatura ambiente y después refrigerado.

Después de una noche enfriando en la nevera verás como la grasa de los huesos sube a la superficie y forma una capa densa que podrás retirar con mucha facilidad.

Después de desgrasarlo ya tienes el caldo listo para consumir, a modo de sopa o consomé, o para preparar otros platos como un potaje de garbanzos, unas lentejas, etc.

 

caldo de huesos

 

Cómo obtener un caldo muy concentrado:

Si quieres dar un paso más, puedes poner el caldo ya desgrasado en una cazuela y reducirlo, se trata de que hierva poquito a poco durante mucho rato para que vaya evaporando el agua y se reduzca al menos un tercio.

Este proceso hará que tu caldo se concentre, se potenciará el sabor y cuando enfríe será pura gelatina. Lo que obtendrás será un caldo concentrado de carne que podrás congelar en porciones y usar después para enriquecer otras recetas.

Usa tu caldo concentrado para hacer salsas, añádelo a un guiso de carne, unas carrilleras al vino tinto por ejemplo, o como te decía antes, añádelo a tu guiso de legumbres, lentejas, garbanzos, alubias.

Sé lo que piensas, y así es, es el sustituto casero y saludable de las pastillas de caldo industriales.

 

Si quieres obtener un caldo concentrado, debes reducirlo al menos un tercio o a la mitad.

 

Una vez reducido, cuando se enfríe el caldo quedará como una gelatina, perfecta para guardar en cubiteras o en bolsas zip y congelarlo para usos posteriores.

Si reducir el caldo te parece demasiado, no lo hagas, también lo puedes guardar en el congelador en las porciones que creas convenientes, yo calculo, 250-300 ml por ración y tomarlo como un consomé, para hacer sopa o, como ya he comentado antes, en otras muchas recetas.

Otra cosa que no he comentado todavía es que muchos de los huesos con los que preparas el caldo tienen carne a su alrededor, esa carne después de una cocción tan larga queda jugosa y tierna, aprovéchala cuando prepares sopa o consomé, ¡es una delicia!.

 

caldo de huesos

 

Cosas que te estás preguntando después de leer este post:

 

  • «Para hacer este caldo voy a organizar un buen lío en la cocina».

¡No!, puede que creas que hacer este caldo es mucho trabajo y que no te apetece liarla parda en la cocina, pues te aseguro que te equivocas, al fin y al cabo se trata de dedicarle algo de tiempo y sólo ensucias una olla.

Quizás el trabajo más importante sea a posteriori, cuando hay que colarlo y guardarlo en los diferentes recipientes para que enfríe y poder congelarlo después.

Si sois muchos en casa es probable que no necesites guardar nada, ten en cuenta que se mantiene en perfecto estado durante 5 días bien refrigerado, lo puedes ir usando durante la semana hasta que se acabe.

 

No necesitas una olla especial para hacer este caldo, ¡no hay excusas!

 

  • «No puedo hacer este caldo con una olla convencional».

Falso, sí que puedes. Es verdad que existen unas ollas eléctricas de cocción lenta que te pueden facilitar todo el proceso, pero si no tienes una, no renuncies a ello.

Como te decía antes, puedes cocer este caldo entre 12 y 15 horas, desde primera hora de la mañana hasta antes de ir a dormir, con el fuego al mínimo, no hay ningún peligro.

Si cuentas con una placa de inducción aún mejor, suelen tener un sistema de seguridad que apaga la placa cuando detecta que lleva mucho tiempo encendida y que está demasiado caliente.

Tampoco pasa nada si lo haces un domingo y vas a salir unas horas para dar un paseo y tomar el aperitivo, apaga el fuego antes de salir y vuelve a encenderlo cuando vuelvas, el caldo no se habrá enfriado.

 

La gelatina del caldo de huesos se forma a partir del colágeno de los huesos y es muy beneficiosa para mantener en buen estado los tuyos.

 

  • «Este caldo tiene mucha grasa, ¡me hará engordar!»

Cálmate, es cierto que el caldo de huesos recién hecho tiene mucha grasa, toda la de que está pegada a la carne que recubre los huesos, pero eliminarla es muy sencillo, cuando se enfría la grasa se solidifica y es muy fácil retirarla.

Por eso es mejor consumirlo al día siguiente, en cuanto veas que está a una temperatura baja o ambiente ya puedes guardarlo en recipientes (mejor de vidrio), y refrigerarlo.

Cuando vayas a usarlo solo tienes que retirar la capa de grasa y listo.

 

caldo de huesos

 

  • «¿Es tan buena la gelatina como dicen?»

La gelatina es muy beneficiosa para nuestra salud, especialmente en edades avanzadas y también para deportistas, está compuesta fundamentalmente por colágeno y aporta aminoácidos como la glicina.

La glicina no es un aminoácido esencial porque nuestro organismo es capaz de sintetizarlo, pero hay que aportarlo con la dieta puesto que lo producimos en cantidades muy inferiores a las que necesitamos.

La glicina es fundamental para la creación de colágeno y con la edad, un aporte pobre de glicina tiene consecuencias fatales, enfermedades como la artrosis, la debilidad articular, la osteoporosis y otras enfermedades carenciales tienen que ver con el déficit de glicina prolongado en el tiempo.

Además la glicina interviene en otros muchos procesos como la síntesis de hemoglobina y de creatina, un estado carencial de glicina puede llevarnos a padecer anemia, colesterol elevado y debilidad muscular entre otros.

El colágeno es necesario para mantener la salud de tus huesos así que resulta beneficioso a cualquier edad, asegúrate de consumir colágeno de manera regular y te sentirás fuerte y robusto.

 

El caldo de huesos es muy reconfortante, especialmente recomendado cuando estás con gripe o resfriado, no diré que «resucita a un muerto», pero casi.

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • Es una receta muy reconfortante.
  • Especialmente adecuada para niños en edad de crecimiento, personas mayores y deportistas, por su buen aporte de colágeno.
  • Por su alta densidad nutricional:
    • Es rico en minerales, por lo tanto, muy adecuado si estás pasando la gripe o un catarro, ayuda a aumentar las defensas.
    • Rico en gelatina y colágeno (glicina).
    • Aporta glucosamina, (combate el dolor en las articulaciones).

Además:

  • Me ayuda a organizar la semana.
  • Me permite optimizar mi esfuerzo.
  • Con este caldo preparo otros platos muy nutritivos y con un extra de sabor.

 

Después de leer todo esto supongo que no te quedarán muchas dudas sobre los beneficios de esta receta, no te lo pienses demasiado, organízate, compra los ingredientes y ponte a ello, te va a encantar.

 

 

Si te ha gustado esta entrada puede que también te interese:

 

caldo de huesos
4.8 de 10 votos
Imprimir

CALDO DE HUESOS FÁCIL

Prepara un caldo de huesos, es una receta muy fácil y reconfortante, un fondo de despensa que te sacará de muchos apuros, nutritivo y lleno de sabor.

Plato Caldo, caldo de huesos, Sopa
Cocina CASERA
Keyword caldo, caldo de huesos, cetogénico, colágeno, keto, low carb, paleo, sopa
Tiempo de preparación 1 hora 15 minutos
Tiempo de cocción 15 horas
Raciones 12 raciones
Calorías 35 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 2 cda vinagre de sidra de manzana ( O cualquier otro vinagre suave)
  • 2 kg De huesos: Huesos de ternera (por ejemplo rodilla), costilla de ternera, osobuco de ternera, rabo de buey, espinazo de cerdo, huesos de pollo o gallina (muslo y contramuslo, pechuga)
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • 1 rama de apio
  • 1/2 col blanca
  • 2 nabos
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharadita cúrcuma
  • 1/2 cucharadita jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita cebolla en polvo (Es opcional)
  • 4 hojas de laurel
  • 4 cucharadita sal marina
  • 5 litros agua filtrada o mineral

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero es dorar los huesos, ponlos en una fuente de horno y cocina los huesos a 180ºC durante 30 minutos.

    caldo de huesos
  2. Una vez dorados, ponlos en la olla, (la que he usado es de 9 litros), añade 5 litros de agua filtrada y las 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana. Deja reposar durante 30 minutos.

    caldo de huesos
  3. Mientras pela y lava las verduras.

  4. Pasados los 30 minutos de reposo, añade las verduras a la olla, los dientes de ajo pelados y todas las especias, también la sal marina.

  5. Enciende el fuego y lleva a ebullición, si sale espuma en la superficie retírala, a mi no me suele salir, así que omito ese paso.

    caldo de huesos
  6. Cuando hierva, baja el fuego al mínimo, procura que siga haciendo chup chup. Yo lo hago en una placa de inducción, y lo dejé al nivel 2.

  7. Deja cocer como mínimo 12 horas, y si puedes, alárga la cocción todo lo posible, yo lo tuve 17 horas.

  8. Una vez apagado el fuego, deja que temple, después cuela el caldo y guárdalo en recipientes, si son de vidrio mejor, refrigera durante una noche y al día siguiente desgrásalo.

  9. Saca los huesos y desmiga la carne que puedan tener alrededor, aprovéchalo todo, queda genial para preparar el consomé.

  10. Si quieres obtener un caldo concentrado, una vez desgrasado, deberás reducirlo. Pero este paso no es necesario.

    caldo de huesos
  11. Lo puedes conservar en la nevera durante 5 días, y también lo puedes congelar en porciones para usarlo cuando te convenga.

Información Nutricional
CALDO DE HUESOS FÁCIL
Cantidad por ración
Calorías 35 Derivadas de grasas 9
% del valor diario recomendado*
Fat 1g2%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 163mg7%
Potasio 188mg5%
Carbohydrates 8g3%
Fiber 2g8%
Azúcar 4g4%
Proteinas 1g2%
Vitamina A 1998IU40%
Vitamina C 22mg27%
Calcio 39mg4%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



23 pensamientos sobre “CALDO DE HUESOS FÁCIL”

  • 5 stars
    Excelente la explicacion y muy buenos los graficos
    una pregunta : ¿¿¿ los huesos se pueden usar( una vez maz) nuevamente??? Vi en otros sitios que lo reutilizan una vez mas si el paso de colocar al horno
    Cariños

    • Hola Liliana! Muchas gracias por tu comentario, verás, los huesos se pueden reutilizar una vez más, pero yo no suelo hacerlo porque aprovecho toda la carne que llevan pegada alrededor. Lo que también se puede hacer es usar huesos de piezas de carne de otras preparaciones, por ejemplo, si has horneado un pollo, deshuesarlo y usar esos huesos para un caldo.
      Saludos cordiales! 🙂

  • 5 stars
    Hola!
    Ya tengo listo el caldo de huesos. Me quedo espectacular!!
    Pero no se cómo utilizarlo porque no se las cantidades que se necesitan.
    No soy muy buena en la cocina y todo lo hago con medidas. Me puede ayudar con esto por favor?
    Por ejemplo, para hacer un consomé individual que cantidad utilizo?

    • Hola Ligia, para preparar consomé es suficiente con 1 taza y media de caldo por comensal, que corresponde a unos 330-350 ml de caldo. Ponlo a calentar y añade la carne desmenuzada o un poco de cebolleta pochada. También puedes usar el caldo cuando hagas una crema de verduras, por ejemplo, una crema de coliflor, o de calabaza, en lugar de usar agua, usa un poco de caldo y el verás cómo la crema tiene un sabor mucho más potente y delicioso.
      Gracias por tu comentario y saludos! 😉

    • Hola Eugenia, claro que sí, puedes poner primero la carne, desespumar para limpiar el caldo y luego añadir las verduras. Al tratarse de una cocción larga no hay problema. Saludos y gracias por tu comentario.

      • Hola, es genial esta receta! Ya la empecé a hacer. Pedí tomar el caldo solo en ayunas? Es decir hago ayuno intermitente y vi cómo mi cabello empezó a caerse, me pasaron esta opción y quería si podrían confirmarme si puedo tomar el caldo solo? Gracias mil

        • Hola! Claro que puedes tomar el caldo en ayunas, una buena forma de tener siempre caldo listo es hacerlo bien concentrado y congelarlo en cubos, cuando vayas a usarlo lo descongelas en el microondas o en una olla y listo. Este caldo está lleno de nutrientes que ayudarán a enriquecer tu dieta. Saludos! 😉

  • 5 stars
    Excelente ya lo hice 2 veces y estoy encantada. Dejo 2 potes en el freezer para guiso y lo dejas lo consumimos. La carne queda espectacular muchas gracias. Una delicia

    • Hola Haydee! Me alegro mucho de que te guste! Es una de mis recetas favoritas en invierno, la preparo continuamente y hago lo mismo que tú, lo guardo en el frigorífico y lo voy usando poco a poco, es muy práctico. Saludos!

  • 5 stars
    El caldo me parecio impresionante aunque todavia no lo hise al ver las fotos de presentavion pues dan ganas de probarlas. Una pregunta .¿es necesario hervirlo el caldo 15 o 17 horas me parece mucho tiempo si ago hervir unas tres horas nada mas como saldra mi caldo?

    • Puedes hacer un caldo de 3 horas de cocción sin ningún problema, pero si quieres sacar todos los nutrientes de los huesos y aprovecharlos al máximo te recomiendo que lo tengas unas 12 horas como mínimo. Saludos.

  • Quiero hacer el caldo pero no cuento con horno qué pasa si no horneo los huesos y me voy directo a ponerlos en el agua con el vinagre? Saludos empiezo ayuno cetogenico el lunes y me gustaría empezar a prepararlo el sábado, gracias

  • 5 stars
    GRACIAS POR EL PASO A PASO, PUEDO PONERLOS EN CUBETERA PARA HACER CALDITOS Y POR EJEMPLO USAR UN CALDITO PARA HACERME UNA TAZA DE CALDO ANTES DE UNA COIDA.?? ES DECIR UN CALDITO EN UNA TAZA DE AGUA HIRVIENDO. GRACIAS

    • Hola Ana, este caldo es perfecto para congelar, si lo quieres disolver en agua hirviendo, procura hacerlo muy concentrado, así no perderá sabor. Yo lo suelo congelar en cubiteras grandes de silicona, cada cubo es media taza aproximadamente, para tomar una taza descongelo dos cubos y listo. Si concentras mucho el caldo, no habrá problema para disolverlo en agua. Espero haberte ayudado. Saludos!;)

  • 5 stars
    Hola, los huesos deben ser orgánicos si o si? Porque es difícil conseguirlos y quedo saber si es peligroso usar huesos comunes de pollo y res.
    Gracias por la receta!

    • Hola Jonathan,
      puedes usar los huesos de pollo, ternera, cordero, etc que quieras, no es peligroso en absoluto, siempre y cuando los compres en un establecimiento de confianza.
      Se pueden usar huesos de ganadería orgánica si se encuentran, pero sé que en muchos lugares esto no es fácil.
      Prepara tu caldo con un buen producto y no te preocupes.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos! 😉

  • 4 stars
    Hola, estoy haciendo el caldo en una olla Essen y se me consume el agua todo el tiempo. Solo me pasa a mi eso? 🤔 Está bien agregarle agua? Lo dejé tapado toda la noche y estaba todo seco y pegado 🙈. Si no le agrego agua todo el tiempo no me queda ningún caldo.

    • Vaya! Me parece difícil que se pueda consumir el caldo, igual estás usando una olla muy pequeña. Con la cantidad de huesos que se le suele añadir, es necesario usar una olla bien grande y añadir unos cuantos litros de agua, en mi olla añado 5 litros, así es imposible que se quede sin agua. Siento mucho que te saliera mal, pero como te digo, si usas una olla grande, una de 9 o 10 litros, y añades 5 o 6 litros de agua al caldo, seguro que no se queda seco. Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta





English Español