Brownie de boniato sin azúcar y sin edulcorantes

Brownie de boniato sin azúcar y sin edulcorantes
Compartir...

 

Este brownie de boniato sin azúcar y sin edulcorantes te va a sorprender, preparar un postre es siempre motivo de alegría y si se trata de un brownie como este, todavía más.

Es una receta muy sencilla, con pocos ingredientes, pero con un resultado espectacular, y es que a veces menos es más, no necesitamos mucha complejidad para obtener algo realmente bueno.

De mi receta me gustaría destacar que es apta para todos, para cualquier persona que quiera cuidarse y no esté dispuesta a echarlo todo a perder por un postre el fin de semana.

No lleva harina, por tanto es apta para intolerantes al gluten o celíacos y para los que sigan una dieta paleo.

Es también apta para los diabéticos que, aunque deben vigilar la cantidad que consumen, pueden tomarlo sin miedo,  puesto que no lleva azúcar añadido de ningún tipo, (ni dátiles, ni siropes, tan dañinos para su salud).

Es importante destacar que es muy habitual encontrar postres supuestamente «saludables» en la red, pero muchos de esos postres llevan dátiles, higos, pasas o cualquier otra fruta desecada además de siropes.

 

Este brownie de boniato no contiene azúcares de ningún tipo y tampoco edulcorantes.

 

Todos esos alimentos, aunque sean naturales, son muy ricos en azúcares, así que aportan muchas calorías y los mismos problemas que el azúcar refinado puesto que se metabolizan de forma muy similar.

Generalmente para defender su uso, se apela a otros nutrientes que sin duda aportan, pero cuyo beneficio no se sustenta si tenemos en cuenta el daño que causan por ser auténticas bombas de azúcar.

Es por eso que me empeño en que mis recetas no lleven azúcar, pero no solo azúcar blanco, tampoco azúcar moreno, panela, miel, sirope o frutas desecadas.

Cuando es imprescindible endulzar la mezcla porque de lo contrario no quedaría bien, suelo añadir algún edulcorante, últimamente me decanto por el eritritol, pero también me gusta la estevia o una mezcla de esteviol y eritritol.

 

Me gusta hacer un uso racional de los edulcorantes, lo importante es adaptar nuestro gusto a platos menos dulces.

 

El ingrediente principal de este brownie es boniato, el boniato es un tubérculo que, como te explico más abajo, al igual que la patata, es rico en almidón, además de contener azúcares naturales, de ahí su sabor dulzón.

El consumo de tubérculos como la patata y el boniato deben ser controlados por los diabéticos, el índice glucémico (IG) de estos alimentos es medio-alto, lo cual implica que, al consumirlos,  influyen de manera notable en los niveles de glucemia en sangre.

 

brownie de boniato

 

Según el Método Montignac, el IG del boniato es 50, nivel medio, más bajo que el de la patata, que lo sitúa en 60.

Esto no es un problema para una persona sana siempre que no se abuse de estos alimentos y siempre que se evite tomarlos fritos, pero para los diabéticos sí es un problema y aunque pueden consumirlos, deben controlar mucho la cantidad.

Si este es tu caso o el de algún familiar, hay que tener en cuenta que al consumirlo como postre, debería eliminar cualquier tipo de almidón del resto del menú, y controlar también el consumo de pan en esa comida, para no sobrecargar la ingesta con demasiados carbohidratos.

 

Este postre no es para todos los días, no debes acostumbrarte a tomar este tipo de recetas siempre.

 

Por lo tanto, este postre como casi todos los que hago, deben circunscribirse solo a ocasiones especiales, una celebración o el fin de semana como una especie de premio, pero no deben formar parte de nuestros menús diarios, es importante tenerlo en cuenta.

Para este brownie he usado boniato blanco que es un poco menos dulce que el boniato amarillo, contiene más almidón y menos azúcares.

Esta variedad es la que  se suele cultivar en mi zona, y es más fibrosa, esta receta se puede hacer también con boniato amarillo.

 

Propiedades del boniato:

Según la BEDCA, 100 gr de porción comestible de boniato aportan 423 kcal, 23 gr de carbohidratos y 71,5 g de agua. Destaca por contener más fibra que la patata, con casi 3 g, eso hace que se digiera de forma más lenta.

Gracias a la fibra, se ralentiza la absorción del almidón, estos carbohidratos tardarán más tiempo en convertirse en glucosa, por tanto el cuerpo la metabolizará más lentamente y el impacto sobre los niveles de glucemia en sangre no será tan repentino.

Es interesante fijarse en el aporte de micronutrientes, (vitaminas y minerales), puedes consultarlo aquí, te adelanto algo, destacan la vitamina A, especialmente en el boniato amarillo y el potasio.

 

El boniato blanco es rico en almidón y fibra, apto para deportista, es una buena fuente de energía rápida.

 

Índice glucémico y carga glucémica del boniato:

El índice glucémico (IG) del boniato es 50, bastante alto, en cambio su carga glucémica (CG) es baja, ¿a qué se debe?, te lo explico a continuación.

Para calcular la CG de una ración de alimento, hay que dividir el IG por 100 y multiplicar el resultado por la cantidad de HC en gramos de dicha ración.

Por ejemplo, para una ración de 100 gramos de boniato, dividimos su IG, 50 por 100, y nos da 0,5, ahora multiplicamos por la cantidad de carbohidratos que contienen 100 gramos de porción comestible de boniato, que según la Base de datos española de composición de alimentos (BEDCA) es de 23 gr.

0,5 x 23 = 11,5

Por lo tanto, concluimos que 100 gramos de boniato tienen una carga glucémica de 11,5 que corresponde a un nivel medio.

Este dato es fundamental para saber cómo va a influir un alimento en nuestra glucemia, a partir de su conocimiento sabemos que es un alimento que debemos tomar con cierta moderación, especialmente los diabéticos.

 

Este brownie de boniato sin azúcar no lleva harina, lleva tapioca que no contiene gluten, apto para celíacos.

 

Cómo preparar este brownie de boniato sin azúcar:

Ahora que ya sabes más sobre el boniato, ha llegado el momento de hablar de la receta.

Como ya te he comentado, está hecha con boniato blanco cocido, cultivado cerca de casa, y lleva algunos ingredientes más para darle consistencia.

A este delicioso brownie de boniato le he añadido leche, (puedes usar leche vegetal), para suavizarlo, un poco de almidón de tapioca, (la tapioca es una raíz que no contiene gluten), como es alta en carbohidratos, uso poca cantidad, es solo para dar consistencia a la masa.

Le he puesto una cucharadita de impulsor, (levadura química) y 1 huevo, sí, solo uno, no necesita más.

Además es conveniente añadir alguna grasa, yo he puesto aceite de coco, y el resto de ingredientes son para dar sabor, el cacao y la esencia de vainilla.

Para servirlo he derretido unas onzas de chocolate negro 92% con un poquito de leche y un poco de aceite de coco para darle más brillo.

 

brownie de boniato

 

El resultado es estupendo y muy sencillo de hacer, lo mejor es que con muy poca cantidad tendrás suficiente, es como un capricho para quitarte el deseo de algo dulce al terminar de comer.

Si te gusta el café, he de decir que la combinación es perfecta.

¿Quieres ver la vídeo-receta?

 

 

Si te ha gustado esta receta, puede que también te interese:

brownie de boniato
5 de 1 voto
Imprimir

BROWNIE DE BONIATO

Prepara un Brownie de Boniato sin azúcar, sin edulcorantes y sin harina, un postre sano apto para diabéticos y celíacos, sin dátiles y sin siropes.

Plato bizcocho, brownie, Postre
Cocina CASERA
Keyword brownie, cacao, magdalenas sin harina, sin azúcar, sin edulcorantes, sin gluten, sin lácteos
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Tiempo total 1 hora 15 minutos
Raciones 8 raciones
Calorías 93 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 500 g boniato blanco cocido (1 boniato grande)
  • 1/3 taza leche de vaca o vegetal
  • 60 g huevo (1 huevo M)
  • 1 cucharadita aceite de coco derretido (se puede usar mantequilla)
  • 1/4 cucharadita esencia de vainilla
  • 1/4 taza cacao puro en polvo (sin azúcar)
  • 1 cda almidón de tapioca (se puede usar harina de coco)
  • 1/2 cucharadita impulsor
  • 1 pizca sal marina
  • 3 onzas chocolate negro 85% (yo prefiero 92%, pero es más amargo)

Elaboración paso a paso

  1. Lo primero que hay que hacer es cocer el boniato, lávalo, pélalo córtalo en trozos y cocínalo en una olla con agua durante 20 o 25 minutos, hasta que lo pinches con un cuchillo y esté blandito.

  2. Mientras se enfría, prepara todos los ingredientes.

    ingredientes brownie boniato
  3. En un bol machaca el boniato con el tenedor, añade la leche y el huevo batido, mezcla muy bien.

  4. Después puedes añadir el cacao en polvo, la tapioca el impulsor y la pizca de sal. Sigue mezclando.

  5. Ahora pon la esencia de vainilla y el aceite de coco derretido, la mezcla cada vez estará más suave.

  6. Cuando esté todo bien integrado ya puedes ponerlo en un molde y hornear a 180ºC durante 40-45 minutos. Recuerda pre-calentar el horno antes.

  7. Prueba con un palillo si la masa está bien cocida, si sale limpio, ya está. Déjalo enfriar para que coja cuerpo. Lo ideal es guardarlo en la nevera unas horas antes de consumirlo.

  8. Para servirlo, derrite 3 o 4 onzas de chocolate negro 92% o 85%, el que tú prefieras, ponlo en un recipiente con un poquito de leche y un poco de aceite de coco, calienta a baja potencia y remueve hasta conseguir una salsa suave.

Información Nutricional
BROWNIE DE BONIATO
Cantidad por ración (75 g)
Calorías 93 Derivadas de grasas 18
% del valor diario recomendado*
Fat 2g3%
Grasas saturadas 1g6%
Colesterol 29mg10%
Sodio 116mg5%
Potasio 275mg8%
Carbohydrates 15g5%
Fiber 3g13%
Azúcar 4g4%
Proteinas 3g6%
Vitamina A 8924IU178%
Vitamina C 2mg2%
Calcio 38mg4%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta





English Español