BERENJENAS RELLENAS SIN LÁCTEOS

BERENJENAS RELLENAS SIN LÁCTEOS
Compartir...

 

He titulado esta entrada BERENJENAS RELLENAS SIN LÁCTEOS porque quiero resaltar el hecho de que no es necesario añadir queso o lácteos a un plato como este.

Lo habitual cuando preparamos berenjenas, calabacines o pimientos rellenos es añadir salsas lácteas y queso para hacerlas más suaves, para darles cremosidad y para gratinar en el último momento.

Sin duda es una opción deliciosa que gusta a casi todos, yo soy fan número 1 del queso, así que muchas veces lo añado a esta receta y a otras muchas con las que combina a la perfección, pero también soy consciente de que hay muchas personas que no lo toleran.

En cuanto a salsas lácteas, ya sabes que soy muy proclive a usar yogur para hacer salsas de todo tipo, especialmente para ensaladas, pero no me gusta nada la bechamel, así que siempre la evito.

Mi reticencia a preparar bechamel se debe a que me resulta muy pesada, supongo que la mezcla de la leche y la harina no me viene bien, se suele preparar con almidón de maíz o harina de trigo, son productos que generalmente evito y que, especialmente en esta receta, me sientan mal.

 

Las berenjenas rellenas sin lácteos quedan muy jugosas sin necesidad de queso ni salsas lácteas.

 

Volviendo al queso, sé que hay personas con intolerancias, alergias o a las que sencillamente no les gusta, para todos ellos, os propongo preparar estas berenjenas rellenas sin lácteos, sin queso y sin bechamel.

Os aseguro que no tienen nada que envidiar a las clásicas berenjenas rellenas gratinadas con bechamel y queso y el resultado es también muy jugoso.

Estamos en plena temporada de berenjenas y es el mejor momento para prepararlas, y es que no hay nada mejor que tomar cada verdura o fruta en su momento.

Esa es la mejor forma de tomar el alimento fresco, aprovechar todas sus propiedades nutricionales y adquirirlo al mejor precio.

Para hacer estas berenjenas rellenas, compré 4 berenjenas rayadas orgánicas, cultivadas aquí mismo, muy cerquita de donde vivo, son una especie que se cultiva tradicionalmente en la cuenca mediterránea, más tierna y suave que la berenjena negra.

He asado las berenjenas al horno, no mucho tiempo, entre 25 y 30 minutos a 180ºC es suficiente, después hay que vaciarlas, no trates de sacar toda la carne, limítate a eliminar la parte central y deja la parte exterior de la piel con al menos 1 cm de carne de berenjena par que se mantenga la forma.

 

berenjena rayada

 

Debes preparar la salsa para rellenar las berenjenas, es el momento de decidir qué tipo de salsa quieres, si buscas un plato vegetariano, haz una salsa a base de verduras, puedes añadir quinoa o alguna legumbre germinada, aquí tienes un ejemplo.

 

Rellena estas berenjenas con una salsa de carne y verduras, cocinada a fuego lento, llena de sabor.

 

Yo te traigo una salsa de carne, con muchas verduras, orégano seco, tomillo fresco y pimienta recién molida, cocinada a fuego lento durante mucho tiempo, es como esta salsa boloñesa fácil, pero esta vez no le he puesto apio.

El hecho de preparar la salsa siguiendo todos los pasos correctamente es lo que marca la diferencia, para empezar, es fundamental un buen sofrito.

Empieza con la cebolla, ten en cuenta que debe estar bien frita, igual que el puerro, para que suelten todo su sabor, añade un diente de ajo machacado o picado muy fino, le dará también un punto especial.

Añade la zanahoria rallada o cortada en trocitos muy pequeños, y sigue cocinando, después la carne picada, puede ser carne de ternera, de cerdo o de cordero, tú decides.

Sazona y añade pimienta a la carne, añade especias, yo añado orégano secado por mi, es tan fácil, solo corta las ramitas de orégano fresco y déjalas secar en la cocina, en 2 días está listo.

Cuando lo necesites usa solo las hojas, evita los tallos, rómpelas directamente con los dedos sobre tu plato, el aroma es espectacular, mucho mejor que el del orégano seco que solemos comprar.

También le suelo poner tomillo fresco y pimienta recién molida.

berenjenas rellenas

Si preparas esta salsa en un robot de cocina, todo será más fácil, porque puedes picar los ingredientes en la máquina y ella se encargará de estar removiendo las salsa todo el tiempo.

Si la haces de la manera tradicional, es mejor que uses una olla y que remuevas la salsa con una cuchara de madera bastante a menudo, deberás estar más pendiente.

 

Sé paciente y cocina la salsa durante un buen rato, merece la pena esperar.

 

Cuando tengas las verduras y la carne ya sofritas, añade el tomate, puedes cortarlo en trocitos pequeños o rallarlo, en verano es muy fácil tener a mano unos tomates maduros, si no es así usa un bote de tomate natural triturado en conserva.

Cuando añadas el tomate sazona otra vez y cuando empiece a hervir, puedes añadir un chorrito de vino blanco, espera a que el alcohol se evapore, tapa la olla, baja el fuego y deja cocer un buen rato, unos 40 minutos como mínimo.

Vigila la salsa durante la cocción, la idea es que adquiera mucho sabor y que se evapore el agua del tomate, queremos una salsa espesa y sabrosa.

Cuando la tengas hecha añade la carne de las berenjenas desmigada y ya tienes el relleno, prueba y rectifica la sal y pimienta si lo crees necesario.

Rellena las berenjenas y calienta en el horno, solo 5 minutos.

 

Prepara esta receta con antelación y calienta cuando la vayas a servir, es muy práctica.

 

A mi me gusta rellenar algunas y dejar otras tal cual, sin rellenar, el motivo es que me gusta poner en el plato una de cada.

¿Sabías que esta salsa se puede congelar?, lo que yo suelo hacer es preparar mucha cantidad y guardar una parte en el congelador, te aseguro que si la dejas descongelar poco a poco, no vas a notar nada, está igual de rica.

 

Propiedades de la berenjena:

  • La berenjena es rica en agua y en fibra.
  • Contiene vitaminas del grupo B y C y minerales como potasio, calcio y hierro, (por eso aquí se la llama «el fetge de l’horta», el hígado de la huerta).
  • Contiene sustancias antioxidantes (flavonoides) y su contenido en sodio es bajo.
  • Baja en calorías y en hidratos de carbono.

 

Por qué me gusta tanto esta receta:

  • No tiene ninguna dificultad.
  • Es ligera, pero te proporciona energía.
  • Baja en calorías.
  • Contiene fibra.
  • Es apta para intolerantes a la lactosa y para alérgicos a la proteína de la leche de vaca.
  • Puedes prepararla con antelación.
  • Puedes tener la salsa ya hecha y rellenar unas berenjenas ciando te convenga.

 

Entradas relacionadas:

 

berenjenas rellenas

Si quieres la receta, a continuación tienes los pasos a seguir para prepararla y los enlaces a la salsa boloñesa fácil que tengo publicada en esta página hace tiempo.

Espero que te guste, ¡mucha salud!.

 

5 de 1 voto
Imprimir

BERENJENAS RELLENAS SIN LÁCTEOS

Las berenjenas rellenas sin lácteos son una opción ideal para personas intolerantes a la lactosa o con alergia a la proteína de la leche de vaca.

Plato Principal
Cocina CASERA
Keyword berenjena, carne, sin lácteos, sin lactosa
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Tiempo total 1 hora
Raciones 4 personas
Calorías 240 kcal
Autor missblasco

Ingredientes

  • 4 berenjenas
  • 400 ml salsa de carne o salsa boloñesa casera

Elaboración paso a paso

  1. Cortar las berenjenas por la mitad, hacerles unos cortes en forma de rombos, añadirles sal y un chorro de aceite de oliva y hornearlas durante 30 minutos a 180ºC.

  2. Mientras prepara la salsa de carne, es la misma que esta salsa boloñesa fácil, en esta ocasión no le he añadido apio, lo dejo a tu elección.

  3. Reduce bien la salsa, es importante para que quede sabrosa y espesa.

  4. Vacía las berenjenas y mezcla la carne de berenjena desmigada con la salsa, rellena las berenjenas. Puedes dejar algunas berenjenas sin vaciar para tomarlas tal cual, con unas escamas de sal marina y un chorrito de AOVE.

  5. Cuando tengas las berenjenas rellenas, puedes darles un calentón con el grill del horno, en 5 minutos estarán listas.

  6. Sirve con unas hojitas de perejil fresco y disfruta.

Notas de la Receta

Información Nutricional
BERENJENAS RELLENAS SIN LÁCTEOS
Cantidad por ración (400 g)
Calorías 240 Derivadas de grasas 9
% del valor diario recomendado*
Fat 1g2%
Grasas saturadas 1g6%
Sodio 9mg0%
Potasio 1049mg30%
Carbohydrates 27g9%
Fiber 14g58%
Azúcar 16g18%
Proteinas 4g8%
Vitamina A 105IU2%
Vitamina C 10mg12%
Calcio 41mg4%
Hierro 1mg6%
* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta